Hábitos que Pueden Envejecer tu Cuerpo

Uno de los hábitos que pueden envejecer prematuramente tu cuerpo es el sentarse horas frente a un televisor.

Después de todo, la dieta y el ejercicio no son los únicos factores del estilo de vida que influyen en tu esperanza de vida. Todos sabemos que hay hábitos y formas de vida, que promueven una vida más larga y un cuerpo más joven, hasta bien entrada la edad adulta y la vejez.

Comer bien, hacer ejercicio y mantener la mentalidad adecuada, son algunos de los hábitos que nos vienen a la mente de inmediato. Pero, hay muchos factores relacionados con el proceso de envejecimiento del cuerpo humano, además de la comida y de la actividad física. No sería exagerado decir que, todo lo que hacemos y cada decisión que tomamos, diariamente, influye, en diversos en grados en la longevidad.

Hay ciertos hábitos, como comer comida chatarra, que no son los adecuados para tener un estilo de vida saludable

Por suerte, la ciencia moderna sigue describiendo nuevos y sorprendentes hábitos que afectan al proceso de envejecimiento. Si estás dispuesto a conocer las pequeñas e impensables cosas que estás haciendo y todo aquello que puede acabar con tu vida antes de lo que te gustaría, sigue leyendo, porque las hemos incluido todas aquí. Recuerda que los científicos dicen que si tu edad biológica es mayor que tu edad cronológica, el riesgo de morir es mucho más elevado.

Para conocer otras formas de vivir una vida más larga y saludable, asegúrate de estar consciente de que el truco de caminar siete minutos diariamente puede agregar años a tu vida, dice el estudio.

Hábitos que te ayudan: ¿Caminas despacio?

Los beneficios de caminar son indudables, pero ¿sabías que mantener un ritmo enérgico puede prolongar tu vida? Una investigación reciente de la Universidad de Sídney encontró que en promedio, cuanto más rápido camina una persona, menor es su riesgo de mortalidad por todas las causas relacionadas con enfermedades cardíacas.

“Un ritmo rápido, aproximadamente de 7 kilómetros (3-4 millas) por hora, es algo que realmente depende de los niveles de condición física del caminante. Ahora bien, un indicador alternativo sería el de caminar a un ritmo que al sostenerlo, te deje un poco sin aliento o sudoroso”, dice el autor principal del estudio, Profesor Emmanuel Stamatakis, PhD, del Centro Charles Perkins de la Universidad de Sídney y Profesor de Salud Pública. Por lo tanto, anda siempre a tu propio ritmo. Pero, la próxima vez que salgas a dar un paseo o salgas a correr, trata de agregar uno o dos pasos y así acelerar un poco tu ritmo.

Para seguir adelante, aprende entonces, que hacer caminatas más rápidas, ayuda a cambiar tu cuerpo en forma positiva.

¿Estás demasiado concentrado en el éxito?

Un estudio fascinante publicado en eLife, revista científica de acceso abierto de Life Science Publications, encontró una conexión entre el poder del estatus social y el envejecimiento. La investigación involucró a los babuinos, que son nuestros primos más cercanos, desde la perspectiva del ADN, en el mundo animal. Los investigadores encontraron que los babuinos que habían alcanzado y mantenido un alto estatus social mostraban signos de envejecimiento mucho antes que sus compañeros.

El mundo humano es diferente al salvaje, sin embargo, en estos hallazgos, hay algunas lecciones ocultas para nosotros los humanos, también. Sugieren que el no contentarte con la mediocridad y esforzarte por el éxito constante, en todas las áreas de la vida, te lleva a la aparición del cabello gris más temprano que tarde. Los factores ambientales estresantes pueden hacer que el reloj marche más rápido, de modo que algunas personas parezcan biológicamente mayores que su edad real y experimenten un mayor riesgo de enfermedad relacionada con la vejez.  Esto lo indicó el coautor principal del estudio, Jordan Anderson, PhD, estudiante de Antropología Evolutiva en Duke University.

Buenos hábitos: Mira solo una hora de televisión

Nadie necesita un estudio o a un científico para saber que el pasar del mediodía a la medianoche frente al televisor, no es la fórmula más saludable de pasar el día. Aun así, se sorprenderán al leer cuánto puede influir una hora de televisión en su vida útil. Una investigación publicada en el British Journal of Medicine repite que por cada hora de televisión que ve un adulto mayor de 24 años, su vida útil puede reducirse hasta en 22 minutos.

¿Te muerdes las uñas?

Cuando nos mordemos las uñas “potencialmente estamos introduciendo un mundo entero de bacterias en áreas de la piel donde ellas no pertenecen”. Allí pueden proliferar y causar una paroniquia inflamada y sensible (infección muy dolorosa alrededor del pliegue de la uña), generalmente por estreptococos de la yema del dedo, o infecciones que involucren las estructuras más profundas de los dedos. Esto lo dice Adam Friedman, MD Profesor Adjunto de Dermatología en la Facultad de Medicina y Hospital George Washington. En algunos casos morderse las uñas puede inclusive llegar a provocar sepsis, una afección potencialmente mortal, si no se trata.

¿Estás descuidando tu vida social?

Si el año pasado nos ha enseñado algo, es que ser social es importante para la salud mental. Sin embargo, incluso antes de la pandemia, un estudio publicado en la revista académica PLOS Medicine, observó a un grupo de adultos mayores durante un período de siete años y medio. Se encontró que las personas que mantuvieron “relaciones sociales sólidas” tenían más probabilidades de seguir con vida, al final del período de observación.

Los autores del estudio incluso llegaron a señalar que mantenerse en contacto con amigos y familiares, puede hacer más por la vida útil y la longevidad, que “otras intervenciones bien conocidas como es, por ejemplo, la reducción de la obesidad”.

Hábitos: ¿Estás haciendo demasiado ejercicio?

La cantidad correcta de ejercicio puede ayudarte a mantenerte joven, pero al igual que cualquier otra cosa, exagerar te resultará contraproducente. Los entrenamientos intensos llevan nuestro cuerpo al límite, lo cual es bueno, pero lo es porque luego descansamos. Nos regeneramos y volvemos a ser más fuertes. Pero, si no estás permitiendo que tu cuerpo se recupere adecuadamente, va a resultar dañino, porque, efectivamente, te estás disparando a ti mismo y te estás haciendo más daño que cualquier otra cosa.

Esto está respaldado por numerosos proyectos de investigación. Uno de estos estudios sobre el ejercicio sugiere, que cuando la actividad física se hace inadecuadamente, puede causar un síndrome gastrointestinal (inducido por el ejercicio) Otros dicen que ello puede provocar alteraciones del sistema inmunológico, disfunciones reproductivas, equilibrio energético negativo crónico y hasta osteoporosis. De manera que como todo en esta vida, para no hacerte daño, debes mantener un equilibrio al hacer tus ejercicios.

Tener buenos hábitos de vida son el punto de partida para una longevidad excepcional. Los ejercicios hechos consciente y regularmente contribuyen a una mejor salud

Ref: John Anderer escritor, editor, y reportero enfocado en las últimas investigaciones científicas /

Charles Perkins de la Universidad de Sidney / Jordan Anderson, Duke University

Dr Isidoro Bronstein

Salud y Medicina Anti-Aging


Esto es para tí

Eleva tu estilo de vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *