Piensa Antes de Hablar

Siempre debemos pensar antes de hablar para que el mensaje sea respetuoso, objetivo y claro

Muchas veces cuando opinamos sin pensar antes de hablar, podemos cometer errores que no deseamos. Esto puede evitarse si somos conscientes que debemos analizar la situación calmadamente antes de dar una opinión, sobre todo cuando se trata de algo trascendental.

También hay momentos difíciles, que nos hacen dar respuestas sin pensar antes de hablar. Nos apresuramos y luego nos arrepentimos. Cuando no pensamos las cosas antes de responderlas, podríamos causarnos un daño o una derrota que no merecemos. Las palabras quedan, no desaparecen. Errar al emitirlas puede ocasionar daños a terceros, y podrían revertirse lastimando nuestro propio bienestar.

¿Cómo solucionarlo?

  • Nuestra mejor arma es pensar. El pensamiento es algo intrínseco en nosotros y nos ayuda a no caer en errores.
  • Hay que estar seguros de lo que vamos a decir, antes de emitir juicios o dar respuestas apresuradas. Es por esto que hay que pensar antes de hablar.
  • Debes aprender a dominar las palabras. Analiza bien el contexto que se discute, para no responder ni opinar sin fundamentos. Eso impide que te equivoques.
  • Evita comentarios fútiles. Son innecesarios y pueden a veces herir y causar mucho daño.
  • Cuando se trata de problemas familiares, ten mucho cuidado. Piensa bien las cosas antes de herir a alguien que quieres.
  • En tu trabajo, trata de no dar una opinión que pueda dañar a algún compañero, sin antes estar segura de lo que dices. Expresa tus ideas, no de forma hiriente ni minimizando a alguien que forme parte de tu equipo.
  • Si vas a emitir una opinión o recomendar a alguna persona, piensa bien lo que vas a decir. No la dañes con una opinión errada.
  • Si tienes algún problema con tus hijos por alguna falla que ellos hayan cometido, analiza bien lo que les vas a decir. Tómate tu tiempo para pensar. Muchas veces decimos cosas que no queremos cuando estamos agobiadas. Por muy grave que sea la situación, ellos no merecen que les demos una respuesta hiriente. Recuerda que decir las cosas con cariño, puede cambiar el panorama.
  • Con respecto a tu pareja, pensar antes de hablar evita situaciones indeseadas. Recuerda que las mujeres muchas veces nos cegamos ante los celos y decimos cosas de las que después podemos arrepentirnos, especialmente si amamos a esa persona. La vida no se hizo en un día, así que analiza las cosas fríamente antes de decir cosas inapropiadas.

Pensar antes de hablar: domina con inteligencia tus emociones

  • Hay que saber manejar con mucha prudencia e inteligencia nuestras opiniones. Recuerda que una vez emitidas, son difíciles de revertirlas. Hay que ser cuidadosos y pensar bien lo que se dice, así evitarás caer en situaciones de ofensa y daños a terceros.
  • Ponte en su lugar. Piensa que fueras tu quien recibe el mensaje y cómo te gustaría que te lo enviaran.
  • Es importante que siempre digas la verdad. Pero hazlo de forma prudente, sin elevar el tono y sin exageraciones innecesarias.
  • Tu palabra y tu manera de expresarte son parte fundamental de tu personalidad. También es una forma de evaluarte a ti misma.
  • Pensar antes de hablar, es la mejor forma de no herir sentimientos ajenos, ni exponerse a que hieran los tuyos!!
  • Las buenas relaciones se mantienes a base de cariño, sinceridad, honestidad, compañerismo y no dañando la autoestima de otras personas, diciendo cosas que las hagan sufrir.

No es necesario decir todo lo que se piensa. hay que pensar muy bien antes de emitir opiniones que dañen a personas de nuestro entorno

Para concluir te dejo esta frase anónima: “No es necesario decir todo lo que se piensa, lo que si es necesario es pensar todo lo que se dice”


Esto es para tí

Eleva tu estilo de vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

7 + doce =