Consejos que te Ayudan a Vivir Más

Estudios médicos demuestran que para vivir más hay que disfrutar más momentos con las personas que amamos.

Gastar menos, vivir más. ¿Son estos comandos compatibles entre sí o, por el contrario, una sugerencia se contrapone a la otra? Alexander Hamilton era famoso por hablar poco y sonreír mucho; eso a él le funcionó. Creo que, de igual forma, algunas ideas similares podrían funcionar para ti.

El YOLO (solo se vive una vez), a menudo equipara el gastar con vivir, y, en el vivir, considera que todos los tipos de gastos tienen la misma significación, pero, estos, no son iguales en lo absoluto. De manera de que si redujeras algunos de tus gastos podrías vivir más.

Gastar tu dinero sabiamente está relacionado con vivir más

Es totalmente cierto que solo vives una vez y quieres aprovechar al máximo la única vida que te ha sido concedida. Esta es una razón más para pensar en gastar sabiamente y sacar el máximo provecho del dinero, que has ganado con tanto esfuerzo. Esto, además, te permitiría poder disfrutar libremente de tu tiempo, mucho antes.

A nadie le gusta que le digan que gaste menos. Puede parecer un asalto a tu estilo de vida actual. Sin embargo, si el estilo de vida es importante para ti, éste puede ser el mensaje que necesites escuchar.

Idealmente, este mensaje de relativa frugalidad te llega antes que hayas elevado tu estándar de vida a uno en el cual requieras gastar la mayor parte de tus ingresos. Es mucho más complicado mantenerse alejado de la cinta de correr o mantenerse en marcha a baja velocidad, que saltar una vez que se alcance una velocidad exagerada.

Hay actividades que te hacen feliz sin necesidad de gastar más de lo que tienes

Mi versión de relativa “frugalidad” para los profesionales de altos ingresos, no tiene por qué parecer el que les esté recomendando vivir como un estudiante o un residente. No, puedes perfectamente cambiar top ramen y frijoles por rúgula, bistec, papas, sushi o lo que quieras. Pero piensa en algunas áreas de tu vida. ¿Cuánto te costaría disfrutar de una taza de café o jugar un juego con tus hijos o con tus sobrinos? ¿Hacer una caminata por la montaña o pasear por la playa?

Vivir más: Experiencias de la buena vida

Tuve la oportunidad de saborear esa buena vida con la que la mayoría de la gente, incluido yo, más joven, sueña despierto. La vida mimada con todas las cosas buenas. Si bebí Don Perignon de la botella y también bebí Opus One con un meñique levantado. Me he alojado en hoteles y resorts de 4 y 5 estrellas. No voy a fingir que estas cosas no son mejores que la experiencia de 3 estrellas, y que son embriagantes a precios más modestos. Sin embargo, estoy convencido de que alojarse en la cima de un Four Seasons por $1.000 la noche, equivale a 10 veces el valor de los $100 por noche de un Hilton 3 estrellas. Y el valor del vino todavía es mucho más cuestionable.

Hay una investigación fascinante que indica que la experiencia percibida por nosotros con los cabernets y chardonnays se condimenta mucho más cuando vemos el precio, que por la calidad real del vino. Aún mejor, cuando un vino blanco se tiñe de rojo, los expertos en vino describirán, por la nariz y el sabor, que el mismo tiene todas las características de un verdadero vino tinto.

No digo que no puedas tener cosas bonitas, ya que si recortas indiscriminadamente en cualquier lugar y en todas las partes posibles tus gastos, podrías descubrir que no estás disfrutando de la vida, sin importar cuánto logres avanzar financieramente.

Recomendaciones de Ramit Sethi, médico filosofo en relación a los gastos

Ramit Sethi, te recomienda gastar extravagantemente en las cosas que amas y reducir los costos, sin piedad, en las cosas que no. Del mismo modo, el presupuesto recomendado por el médico filósofo se ve así:

1. Define tus metas financieras generales.

2. Paga tu futuro, yo primero.

3. Automatiza tus metas financieras.

4. Gasta generosamente el dinero que queda. Haz viajes, cena en restaurantes franceses. Ve a ese viaje a Tahoe con las pistas de esquí y los esquís fuera de la casa. Actualiza la carpa VIP en el Festival de la Cerveza. Simplemente no tomes las opciones más caras en cada paso de tu vida. Hazlo como un regalo y aún podrás cumplir tus objetivos de dinero. Es la vieja correlación entre el gasto y la felicidad.

¿Qué dice el informe del Indice Mundial de Felicidad 2020?

Comenzamos con un examen del informe del Índice Mundial de Felicidad 2020, una encuesta anual que mide la felicidad reportada por las personas de diferentes naciones, en función de muchas variables. En general se aprecia una tendencia a que los países más ricos tengan menos gente contenta. Efectivamente, la nación y las ciudades más ricas no son las más felices. Y, en algunos lugares donde la gente gasta mucho menos, las personas son más felices que en las naciones más desarrolladas.

Para vivir más hay que crear momentos y memorias con quienes nos hacen felices. La familia es un pilar fundamental del buen vivir.

Por ejemplo, en dicho Informe Mundial de la Felicidad 2020, las personas que habitan en la ciudad de México informaron puntuaciones de “evaluación de la vida actual”, más altas, que las personas que están en lugares como París, Dubai y Barcelona.

La conexión entre los ingresos y la felicidad es muy baja

Aquí en los Estados Unidos no parece que obtengamos más felicidad a pesar de los aumentos sustanciales de riqueza durante la última década. El declive es más pronunciado en niños y adolescentes, y el papel de las redes sociales ha sido cuestionado. Y un impulsor de esta desafortunada tendencia ha permanecido por más de una década, desde que Daniel Kahneman (profesor de Princeton University y ganador del Premio Nobel en Ciencias Económica), y Angus Deaton (académico en Princeton School of Public and International Affairs) publicaron el artículo “Los ingresos altos mejoran la evaluación de la vida, pero no el bienestar emocional”, estableciendo la vaga conexión existente entre los ingresos y la felicidad.

La conclusión es que los altos ingresos compran satisfacción con la vida, pero no felicidad, y, que, por la otra parte, los bajos ingresos se asocian tanto con una evaluación de la vida como de menos calidad, como con el bajo bienestar emocional.

Vivir más no significa gastar más

Cuando gastas menos puedes vivir más. ¿Cómo es eso? Primero, cuando creas una gran brecha entre lo que ganas y lo que gastas, es mucho más fácil decir que sí a cualquier gasto. Cuando estas “viviendo bien”, si tomas ese viaje espontáneo al juego de bolos y tu tasa de ahorro cae del 59% al 45%, las consecuencias son relativamente inconsistentes, en comparación con las que habría al reducir tu tasa de ahorro a la mitad, o sea del 10% al 5%.

Como un logro más importante, eso es lo que sucede después de una década de “vivir bien”, gastando menos. En resumen, puedes alcanzar la independencia financiera, es decir, la capacidad de vivir tu vida como tu elijas, sin necesidad de tener que ganar dinero indefinidamente. Ya en este punto, puedes optar por recortar y trabajar a tiempo parcial. Por ejemplo, puedes trabajar en el mundo académico o dedicar más tiempo a ser voluntario. Deberías probar una carrera completamente diferente, iniciar un negocio o jubilarte por completo. Igual, seguramente querías viajar por el mundo y nunca encontraste el tiempo, y ahora tienes todo el tiempo del mundo. Aprovéchalo para vivir más.

Poseer menos para vivir más y con libertad

¿Vive más? He sido más maximalista que minimalista la mayor parte de mi vida. Pero después de mudarme más veces de las que pueda recordar, he comenzado a apreciar los beneficios del minimalismo. Me deshice de la mitad de mi ropa. No me he perdido ni de una prenda; “las cosas que tienes terminan siendo tuyas solo después de que pierdes todo y eres libre para hacer cualquier cosa”, dice Chuck Palahniuk en su Fight Club.

No me opongo a ser dueño de cosas y tengo más de lo que corresponde. Pero reconozco que las personas pueden ser más exigentes. Requieren más almacenamiento. Muchos objetos requieren mantenimiento o al menos limpieza y mucho más. Tienes cosas que se pueden descomponer, dañar, perder, o ser robadas. No me gusta dedicar mi tiempo libre a solucionar problemas, reparar, limpiar u organizar mis cosas. Quizás eres diferente. Pero prefiero una vida sin cadenas.

 ¿Cómo gastar menos?

Si estás de acuerdo con esta premisa de gastar menos, pero no estás seguro por dónde empezar, puedo compartir algunos consejos. Puedo tomar prestadas alguna de las tendencias raras y frugales.

  • Recomiendo que realices un seguimiento de tus gastos, con capital personal, para establecer tu punto de partida.
  • Compra menos cosas.

Vivir más no está relacionado con gastar más de lo que tienes. Todo lo contrario, se trata de complacer tus gustos y los de tus seres queridos sin necesidad de arruinarte. Cómo? buscando ofertas para viajar al país de tus sueños!

  • Haz viajes más largos pero asequibles.
  • Recibe alertas de vuelos menos costosos; por ejemplo, ve a México por 200 dólares, o a Europa por 400 dólares ida y vuelta, como te han ofrecido.

Utiliza las tarjetas de crédito con prudencia

Paga siempre el saldo en su totalidad y obtén promociones de vuelos gratis, noches de hotel o reembolso en efectivo directamente.

Si tu objetivo es vivir más, encontrarás el trabajo adecuado para ti y tu familia.

Ref: Physician on FIRE, website financiero personal dedicado a ayudar a profesionales de altos ingresos a lograr su independencia y retiro temprano.

Dr Isidoro Bronstein

Salud y Medicina Anti-Aging


Esto es para tí

Eleva tu estilo de vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *