Home Antiaging Personas Obesas: Cómo el Covid-19 Influye en la Obesidad

Personas Obesas: Cómo el Covid-19 Influye en la Obesidad

0
Personas Obesas: Cómo el Covid-19 Influye en la Obesidad

En las personas obesas aumenta el riesgo de contraer enfermedad grave por Covid-19 y otros problemas de salud, como enfermedades cardíacas, diabetes, presión arterial alta y ciertos tipos de cáncer. “Una de las afecciones mas prevalentes en todo el mundo es el aumento de peso y la obesidad” dice el doctor Donald Hensrud, director de la Clínica Mayo Healthy Living Program.

Aproximadamente el 70% de los estadounidenses tienen sobrepeso y obesidad. No es fácil revertir esto. Hay varios factores que influyen en lo que comemos, en nuestra actividad física y en nuestro peso.

La definición de sobrepeso corresponde a tener un índice de masa corporal (IMC) entre 25 y 29.9.  Y un IMC de 30 o más se clasifica como obesidad.

Durante el Covid-19 hemos llevado los desafíos anteriores para mantener el peso a otro nivel. Durante la pandemia los gimnasios han cerrado, nuestra actividad puede estar disminuyendo o podemos estar trabajando desde la casa y no movernos tanto. Además, nuestra dieta ha cambiado; es posible que estemos comiendo más comidas “reconfortantes” o comiendo cualquier cosa que consigamos en la despensa de la casa, en lugar de buscar algo más saludable.

Personas Obesas: El ejercicio y una dieta rica en nutrientes es el comienzo de un cambio

El Dr. Hensrud recomienda intentar hacer algo de actividad todos los días, demás de seguir una dieta saludable. Puede ser tan simple para quienes trabajan en casa, como tomar un descanso cada 30 minutos para moverse. Hacer estos pequeños cambios puede marcar una gran diferencia.

Seguir una dieta saludable, como se describe en las guías alimentarias para los estadounidenses, puede ayudar a las personas a controlar su peso y mejorar su salud en el proceso. Los elementos centrales para un patrón de dieta saludable incluyen muchos alimentos ricos en nutrientes que tienen azúcares poco nutridos, grasas saturadas y sodio, por ejemplo, verduras de todo tipo, incluyendo las de color verde oscuro, rojo y naranja, frijoles y guisantes, lentejas y almidón.

  • Frutas: Especialmente frutas enteras.
  • Granos: al menos la mitad de los cuales pueden ser cereales integrales.
  • Lácteos: Incluyendo leche descremada o baja en grasa, yogurt y queso, así como versiones sin lactosa y/o bebidas de soja certificadas y yogurt como alternativa.
  • Proteínas: Incluidas carnes magras, aves y huevos; mariscos, frijoles, guisantes, lentejas, frutos secos y productos de soya.
  • Aceites: incluidos los aceites vegetales y los aceites en los alimentos como mariscos y frutos secos (nueces).

Una alimentación rica en nutrientes, con abundantes vegetales y frutas ayuda a las personas obesas a comenzar el cambio hacia una vida más saludable y feliz.

Evita las dietas de moda

A principios de cada año muchas personas buscan perder peso y tienen propósitos de año nuevo. En principio, las personas pudieran perder peso si solo ingirieran 500 calorías de Jelly Beans, pero esto no sería sostenible ni saludable obviamente. Pero observar las pautas dietéticas apropiadas, puede ayudar a las personas a establecer un patrón de alimentación práctico, agradable y sostenible. Además puede ayudarlas a controlar su peso.

“Establecer hábitos alimenticios saludables requiere tiempo y paciencia. Desde un punto de vista práctico, debo enfatizar, que llevar una dieta saludable no tiene porque ser una tarea penosa”, afirma el Dr. Hensrud. “Debe ser agradable ya que existe comida excelente. Y también debe ser práctico, pues no tienes por qué pasar horas en la cocina”.

  • Haciendo recetas saludables: Reduce la cantidad de grasa, azúcar y sal. A menudo esto puede hacerse sin sacrificar el sabor en recetas saludables.
  • Grasas: Para productos horneados, usa la mitad de la mantequilla, manteca o aceite y reemplaza la otra mitad con salsa de manzana, puré de plátanos o ciruelas pasas puras. También puedes usar sustitutos de grasa a base frutas, preparados comercialmente, que se encuentran en los pasillos de la mayoría de las tiendas de comestibles
  • Azúcar: Reduce la cantidad de azúcares de un tercio a la mitad. En su lugar, agrega especies como canela, clavos de olor, pimienta de Jamaica y nuez moscada, o saborizantes como la vainilla o extracto de almendras para aumentar la dulzura.
  • Sal: Para la mayoría de los platos principales, ensaladas, sopas y otros alimentos, puedes reducir la sal a la mitad o incluso eliminarla.

¿Las personas obesas tienen mayor riesgo de contraer enfermedad Covid-19 grave? 

Las personas obesas tienen un riesgo aún mayor durante la pandemia de Covid-19. La obesidad es una enfermedad crónica común, grave y costosa. Tener obesidad pone a las personas incluso en riesgo de muchas otras enfermedades crónicas graves. Además de aumentar el riesgo de enfermedad grave por Covid-19.

Todos tenemos un papel que desempeñar para cambiar el rumbo de la obesidad y su impacto desproporcionado en los grupos minoritarios étnicos y sociales. La obesidad está aumentando. El mapa de prevalencia de personas obesas adultas del CDC 2019 muestra que la obesidad sigue siendo muy elevada. Doce estados norteamericanos tienen una prevalencia de obesidad igual o superior al 35%. Esta cifra representa un gran peligro teniendo en cuenta que las personas obesas tienen mayor riesgo de enfermedad por Covid-19.

Las personas con sobrepeso también pueden tener un mayor riesgo en este sentido. Sin embargo, la obesidad puede triplicar el riesgo de hospitalización debido a la enfermedad por Covid-19. La obesidad a su vez está relacionada con una función inmunológica deteriorada. La obesidad disminuye la capacidad y la reserva pulmonar y puede dificultar la ventilación.

Las personas obesas tienen un mayor riesgo de contraer enfermedad grave por Covid 19. Es importante tomar consciencia del peligro que la obesidad implica para la salud. Una alimentación saludable y actividad física es el principio hacia un cambio importante en el estilo de vida.

El riesgo de morir por Covid-19 es mayor en personas obesas 

Un estudio de casos de Covid-19 sugiere que los riesgos de hospitalización, los ingresos a la Unidad de Cuidado Intensivo, la ventilación mecánica invasiva e incluso la muerte son mayores al aumentar el IMC. El mayor riesgo de hospitalización o muerte fue particularmente pronunciado en los mayores de 65 años. Mas de 90.000 hospitalizaciones por Covid-19 de adultos ocurrieron en los Estados Unidos entre el comienzo de la pandemia y el 18 de noviembre del 2020. Los modelos investigados estiman que 271.800 de estas hospitalizaciones se atribuyeron a la obesidad.

Qué se puede hacer?

La obesidad es una enfermedad compleja con muchos factores contribuyentes. Estos son el diseño de vecindario, el acceso a alimentos y bebidas saludables y asequibles, y el acceso a lugares convenientes, porque la actividad física lógicamente incide en la obesidad. Las disparidades raciales y étnicas con relación a la obesidad subrayan la necesidad de abordar los determinantes sociales de la salud como la pobreza, la educación y la vivienda para eliminar las barreras a la salud.

Deben tomarse medidas a nivel de políticas y de sistemas para garantizar que la prevención y el manejo de la obesidad comiencen temprano, y que todos tengan acceso a una buena nutrición y a lugares seguros para hacer alguna actividad física. Los agentes de policía y los líderes comunitarios deben trabajar para garantizar que, en sus comunidades, el medio ambiente y los sistemas apoyen un estilo de vida saludable y activo para todos, en una atmósfera de seguridad y bienestar.

Ref: Clínica Mayo Rochester

Dr Isidoro Bronstein

Salud y Medicina Anti-Aging


LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here