Home Antiaging Zona Azul: Nueve Consejos para llegar a una Longevidad Plena

Zona Azul: Nueve Consejos para llegar a una Longevidad Plena

0
Zona Azul: Nueve Consejos para llegar a una Longevidad Plena

Qué hay detrás de cada zona azul? Hay gran cantidad de investigaciones que profundizan en los secretos de la salud y la felicidad duradera. ¿Cuál es el secreto? El investigador australiano Kale Brock explora el tema en profundidad en su libro de la longevidad y en el documental “La longevidad en película”. Durante su investigación, Brock visitó algunas de las reconocidas “zonas azules”, entre ellas, Okinawa (Japón), Loma Linda (California) e Ikaria (Grecia), y observó cuatro pilares de la cultura de larga vida, que predominan en ellas: nutrición, movimiento, comunidad y mentalidad.

Las personas en estas comunidades comen una dieta de alimentos de temporada local, orgánica y, de alimentos integrales, con muy poca o ninguna comida procesada. A menudo, ellos cultivan sus propios alimentos. Las personas en estas sociedades realizan la mayor parte de su ejercicio diario mediante movimientos incidentales, que son constantes durante todo el día. A diferencia de muchos de nosotros que hacemos una sesión rápida de gimnasio, antes de sentarnos frente a una computadora durante 10 horas.

En cada zona azul las personas están muy enfocadas en la comunidad, con una política de puertas abiertas y una mentalidad muy socialista (en el sentido de su interés por la sociedad). El compromiso humanista abunda en todos estos lugares, las “zonas azules”. Cero teléfonos celulares. La gente habla y sonríe, se abrazan y bailan, o se sientan en una mecedora para ver pasar la tarde, mientras beben una buena copa de vino tinto o un café. Una gracia en el envejecimiento y una actitud de gratitud general.

En cada Zona Azul los habitantes sienten orgullo de envejecer, así como de su sabiduría

Brock dice que la mayoría de las personas de noventa años que conoció se mostraron afables. Estas personas no se toman en serio a sí mismas; no son propensas al pánico o al estrés por las cosas pequeñas. Hay un sentido prominente de estoicismo de y orgullo a medida que envejecen y son más sabias.

Buettner, descubridor y creador de las llamadas “zonas azules”, explica que el estilo de vida afecta la longevidad mucho más que los genes. Aunque el estudio de los genes de la longevidad es una ciencia en desarrollo, está claro que el estilo de vida puede tener un impacto significativo en la misma. Por lo tanto, si podemos encontrar el estilo de vida óptimo para lograr la longevidad, entonces, podremos idear una fórmula a seguir.

La ciencia nos dice que la capacidad de subsistencia del cuerpo humano es de aproximadamente 90 años, pero la esperanza de vida en los Estados Unidos es de solo 78 años. Sin embargo, en las zonas azules, la gente vive hasta bien entrados los 90 años y más. ¿El secreto? Para Buettner radica en cómo se organizan las sociedades.

 Zona Azul: Los nueve consejos principales para lograr una longevidad plena

1. Actividad física regular y moderada: hay muy poco ejercicio formal en una zona azul, pero el ejercicio incidental es una gran parte de la vida diaria. Las vidas están configuradas para que las personas se sientan continuamente impulsadas a la actividad física. Constantemente se mueven, entre estar sentados y de pie, subiendo y bajando las escaleras, caminando hacia la tienda o hacia las casas de los amigos. Y cuando participan en una actividad intencional, es en algo que disfrutan genuinamente.

2. Vida lenta y consciente: todo se practica en forma lenta y consciente dejando poco espacio para el estrés. Los habitantes de las zonas azules se encuentran, a menudo, con una copa de vino en la mano, disfrutando del tiempo en familia, o tomando una siesta por la tarde, o en general disfrutando de un ritmo más lento.

Zona Azul: IKIGAI, una palabra básica en Okinawa

3. Propósito: los japoneses tienen una palabra para ello: IKIGAI. Es la razón para despertarte por la mañana. Para una mujer entrevistada por Buettner, su ikigai era su tataranieto. Las personas en las zonas azules tienen un sentido de propósito que practican en su vida diaria y que a menudo gira en torno a la familia y la comunidad.

4. Sustento: dieta (en el sentido en el cual nosotros lo usamos) es un concepto desconocido en esta cultura. La comida es vista como medio de sustento y generalmente consumen cosas que ellos mismos cultivan, recién salidas de su jardín. En cada zona azul los habitantes tienden a consumir una dieta colorida, principalmente a base de plantas, muy baja en alimentos procesados y alta en frutas, verduras, cereales, legumbres, nueces y semillas.

5. Moderación: cuando comen tienden a no sobrepasarse. En Okinawa tienen estrategias para no comer en exceso y comen hasta no sentirse llenos; solo hasta sentirse aproximadamente en el 80% de su capacidad.

Disfruta de una copa de vino tinto, al igual que los habitantes de Cerdeña

6. Disfrutar una copa de vino: una vez más, la moderación es un placer, pero no es raro encontrar personas de las zonas azules tomando una copa de vino también con la cena. La gente de Cerdeña, por ejemplo, disfruta regularmente de un vino tinto rico en flavonoides y siempre en compañía de amigos.

Los habitantes de una zona azul disfrutan tomar una copa de vino tinto con sus amigos. la socialización es parte del proceso de envejecer feliz.

7. Fe/Comunidad: En una zona azul las personas tienden a pertenecer a una comunidad basada en la fe, con fuertes lazos sociales y rituales relacionados con su religión.

8. Participación en la vida social: la pertenencia a una tribu que es feliz y saludable ya sea porque hayas nacido en ella o que la busques. Es un pilar esencial de las culturas longevas.

9. La familia primero: hay un gran enfoque en la familia en estas comunidades y los investigadores incluso encontraron una fuerte conexión entre estas relaciones y tasas más bajas de enfermedades crónicas.

En cada zona azul la familia juega un papel prioritario. La unión los fortalece y la convivencia diaria es una de sus costumbres cotidianas.

Felicidad y longevidad:

No se puede negar que la felicidad y la longevidad van de la mano. Esas cosas que nos ayudan a llegar a los 90, como las buenas relaciones, la buena comida, un sentido de propósito y una deliciosa copa de vino tinto, sin duda, contribuyen a nuestra sensación general de alegría por la vida. Brock está de acuerdo con la cultura de la longevidad. Dice:” ¡Hay un sentimiento omnipotente de satisfacción que nunca he sentido en ningún otro lugar del mundo!”. Estas personas operan con una profunda conciencia del estado presente en todo lo que hacen, sin que les importe si realizan una tarea o una experiencia divertida; aún si tienen trabajo durante 10 horas al día en la granja. Eso está bien, no hay prisa ni razón para enfatizar que todo sucederá cuando sea necesario.”

Creando tu propia Zona Azul

Además de escribir una serie de artículos y libros sobre el tema, Buettner, quien es el creador del concepto de las zonas azules y, de la organización comprometida con brindar información sobre comunidades longevas e integradas en otras sociedades para mejorar el bienestar de sus ciudadanos, ha creado varios proyectos exitosos en los Estados Unidos, que utilizan la filosofía de las zonas azules para mejorar el bienestar.

Este tipo de proyecto fue diseñado para facilitar las elecciones saludables a través de cambios permanentes en el medio ambiente, en las políticas y en las redes sociales de la comunidad. La creación de sistemas como el transporte de circulación limitada, rutas seguras para la escuela, zonas libres de tabaco, espacios para desestresarse, huertos escolares y transformaciones en “tiendas de la esquina”, así como demostraciones de cocina gratuitas y talleres de propósito, todo ello para empujar suavemente a las personas hacia opciones de vida más saludables. Los resultados de los proyectos incluyeron un aumento en el consumo de productos naturales.

Por supuesto es importante implementar estos cambios con respecto a los fines que nos ocupan. Y además resulta muy interesante el hecho de que, como consecuencia de estos, se obtuvo además un importante ahorro en dinero, gracias a las mejoras de la productividad, en el campo de la salud y en el del trabajo.

Se han puesto en marcha proyectos similares en varias ciudades de los Estados Unidos, que han resultado igualmente prometedores. En general, el país ha disminuido en los niveles de bienestar reportado; sin embargo, en las áreas del proyecto de las “zonas azules” el bienestar continúa aumentando. Resulta conveniente conocer y tomar nota de todo esto, para aplicarlo en nuestras vidas y crear nuestra propia zona azul.

Ref: Jessica Humphrie / Kale Brock/ Dan Buettner

Dr Isidoro Bronstein

Salud y Medicina Antiaging


LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here