Home Bienestar Ansiedad: Aprende a Combatirla

Ansiedad: Aprende a Combatirla

0
Ansiedad: Aprende a Combatirla

Sufrí de ansiedad por mucho tiempo y es desesperante… Por ello me animé a compartirles cuáles son los síntomas que experimenté y qué hice para solucionar este problema que tanto me afectó.

Primero vamos a definir qué es la Ansiedad

Es un sentimiento o estado emocional muy común que genera miedos a quienes la padecemos. También nos puede producir preocupación e inquietud excesiva, entre otros muy variados síntomas, frente a algún acontecimiento, circunstancia o difícil eventualidad que se nos presente.

Diversos estudios sobre el tema de la ansiedad señalan que esta situación nos afecta más a las mujeres que a los hombres, por lo tanto necesitamos tomar cartas en el asunto. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) en un análisis emitido el 9 de octubre del 2017, más de 260.000.000 de personas en el mundo tienden a sufrir trastornos de ansiedad.

Es muy importante evitar que la ansiedad se convierta en algo obsesivo, que nos dañe y que nos impida llevar la vida sana y normal que todos merecemos.

Algunas causas de la Ansiedad

  • Exceso de estrés.
  • Sentirnos abrumados de tantas obligaciones.
  • Aparición o desarrollo de algún miedo específico.
  • La presencia de algún problema económico o financiero, y la lucha por lograr su solución.
  • Malestar o problemas existentes en el trabajo.
  • El encierro por el Covid19
  • La angustia de que algún miembro de la familia o nosotros mismos seamos tocados por la Pandemia.
  • El fallecimiento o enfermedad grave de algún familiar cercano o de alguna persona de nuestro entorno.
  • Complicaciones o diferencias en el seno familiar.
  • Rompimiento o problemas difíciles de superar con nuestra pareja.
  • Sufrir de algún problema de salud. También presencia de síntomas que pudieran reflejar posibles trastornos físicos.
  • Algún factor genético que nos preocupe.
  • Problemas de tipo psicológico.
  • La presunción o sospecha de que un mal o desgracia pudiese ocurrirnos a nosotros o a algún miembro de nuestra familia.

Algunos síntomas de la Ansiedad

Los síntomas de la ansiedad son muy variados y numerosos. No todas las personas los percibimos de igual manera.

Sabemos que los seres humanos somos diferentes y algunos son más propensos que otros a sufrir o a experimentar ansiedad, en mayor o menor grado, teniendo inclusive causas similares o parecidas.

Estos son algunos de los posibles síntomas que podrías experimentar:

  • Nerviosismo acelerado y mucha intranquilidad.
  • Cambios de humor cuando nos sentimos abrumados.
  • Aparición de variados y continuos dolores en distintas partes del cuerpo, sobretodo en la espalda y en el pecho.
  • También pudieses sentir cambios de temperatura corporal.
  • Podrías tener escalofríos continuos, nauseas, vómitos y mareos.
  • Los latidos del corazón pudiesen aumentar.
  • Sudoración excesiva, en especial durante la noche.
  • Poco control en el aumento o disminución del peso. En mi caso aumenté 10 libras en 3 meses.
  • Sensación de pérdida de energía o de fuerza muscular. A veces temblores corporales y cansancio.
  • Hiperventilación.
  • Dificultad para obtener y disfrutar de un sueño reparador.
  • Problemas para lograr una buena concentración.
  • Excesiva preocupación por nuestras actividades normales y diarias.
  • Evitar o no asistir a eventos, sitios o lugares que pensamos podrían causarnos miedo o terror. Este síntoma de ansiedad es conocido como la Agorafobia. Según la Clinica Mayo “La agorafobia es un tipo de trastorno de ansiedad en el que tienes miedo a los lugares o situaciones que podrían causarte pánico y hacerte sentir atrapada/o, indefensa/o o avergonzada/o, por lo que evitas este tipo de lugares o situaciones. Le temes a una situación real o anticipada, como usar el transporte público, estar en espacios abiertos o cerrados, como un elevador, hacer una fila larga o estar en una multitud.”

¿Cómo luchamos contra la Ansiedad?

  1. Lo primero que les recomiendo es hacer un plan de ejercicio diario. Por ejemplo, caminar todos los días 30 minutos al despertar. La actividad física continua nos ayuda a sentirnos más positiva/os, a dormir mejor y a manejar las situaciones de estrés de una forma más controlada.

2. Evita el consumo excesivo de alcohol.

3. Elimina el cigarrillo y algún tipo de drogas a las que pudieses ser adicta/o.

4. Mantén el reposo necesario y duerme las horas adecuadas. Esto es prioritario para no sentirnos cansados y ser más productiva/os. Aquí la Aromaterapia puede ser de gran ayuda. La uso todas las noches antes de dormir. Es parte de mi rutina para preparar mi descanso.

La aromaterapia es un excelente paliativo contra la ansiedad. Los poderes tranquilizantes de los aceites esenciales te ayudan sentirte tranquila emocionalmente.

5. Es importante mantener diariamente una alimentación saludable.

6. Reduce el consumo exagerado de café y cualquier otra bebida con cafeína o energizante que pueda aumentar la ansiedad.

7. Conservemos siempre buenas relaciones con nuestro entorno familiar y una grata cercanía con nuestro círculo de amistades. La sociabilidad te motiva y te ayuda a pensar en cosas agradables.

8. La meditación fue una tabla de salvación. Desde que comencé a hacerla me siento calmada y reacciono muy distinto ante situaciones que no puedo controlar. Para meditar busca un lugar tranquilo en casa, prende una vela aromática que te genere bienestar y entrégate al momento. No pienses en cosas negativas ni en lo que te afecta, concéntrate solo en tu respiración. En caso de que nunca hubieses meditado, aquí te dejo una guía para aprender a meditar.

Si las ansias aumentan, debes buscar ayuda!

Si la situación continúa con síntomas en aumento, debes consultar de inmediato a un médico especialista en la materia.

Según un informe de la Clinica Mayo (USA) los dos tratamientos principales para combatir la ansiedad son la psicoterapia y algunos medicamentos. La Terapia Cognitiva Conductual, (TCC) es muy eficaz y su tratamiento es a corto plazo.

Los medicamentos que te pudiesen recetar son los antidepresivos y algún sedante, que solo podrán ser recetados por un médico para lograr alivio y curación.

¿Cómo ayudamos a un ser querido que sufre de este trastorno?

Si en tu entorno familiar o de amistad cercana tienes a alguien que sufre de ansiedad, es importante que le des apoyo. No lo abandones. Debes tener paciencia y aprender a convivir con este problema mientras lo supera. No respondas de manera hostil, maneja la situación de forma positiva, para ayudarle a combatir este problema, muchas veces incomprendido. Tu paciencia es fundamental. Trata de no agregarle más responsabilidades e inquietudes de las que ya pudiera tener.

Felicítala/o por cualquier cambio efectivo que logre en su lucha por eliminar la ansiedad. Intenta siempre, pero sin presión, establecer conversaciones positivas. Recuerda que la ansiedad genera miedos y preocupaciones frecuentes. Con una conversación sana y positiva podemos ayudar a quien padece de esto, aunque sea por momentos, a aislarse del problema o a despejar su mente.

Todo esfuerzo que hagamos suma para lograr bienestar. La comprensión y el amor que le puedas brindar, son importantes para ayudarlos en la cura de este problema.

Vale la pena señalar que en estos momentos de Pandemia que vive la humanidad, es fundamental para la buena salud emocional y física, tratar de ser conscientes del peligro que conlleva caer en estados críticos de ansiedad. Esto puede convertirse en uno de los peores enemigos para la salud y el bienestar de quien la sufre así como de las personas de su entorno.

Combate la ansiedad con la meditación. Ella tranquiliza tu mente y te ayuda a sentir un balance emocional que favorece tu bienestar.

La ansiedad no agrega nada positivo, todo lo contrario, disminuye nuestra calidad de vida y la obtención de los logros que deseamos y merecemos. Por esto cualquier esfuerzo que hagamos para mantenerla alejada, se reflejará en la vida sana, productiva y feliz que anhelamos.

Para concluir quiero dejarles un pensamiento de Sigmund Freud:

“La amenaza a nuestra autoestima o la idea que nos hacemos de nosotros mismos, causan con frecuencia mucha más ansiedad, que las amenazas a nuestra integridad física”


LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here