Home Mujeres Indiferencia: un Problema que Enfrentan muchas Parejas

Indiferencia: un Problema que Enfrentan muchas Parejas

0
Indiferencia: un Problema que Enfrentan muchas Parejas

La indiferencia es un trago amargo que puede acabar con la convivencia de la pareja. Una relación se compone de muchos elementos, entre los cuales está la atención y el contacto afectivo. A veces las personas se resignan y alegan excusas como la siguiente: “Ya tenemos años juntos y eso es normal”, o “es que él es así”. Nada más lejos de la realidad. La indiferencia no se debe a ninguna de esas causas, lo has pensado?

La dolorosa realidad de la indiferencia

Muchas son las mujeres que viven la indiferencia de sus parejas. En la mayoría de los casos, ellos buscan defectos y fallas, como posible causa del problema. Esas son las excusas comunes, sin embargo la realidad es otra. La mujer no tiene la culpa de la indiferencia de su pareja, especialmente cuando es atenta, cariñosa y trata de llevar la relación de la mejor forma posible. Esta actitud indiferente, generalmente es la de un hombre cuyos sentimientos podrían haber cambiado. No se puede dejar de lado las necesidades emocionales, porque una relación se construye y vive del amor y de la sana convivencia.

Permanecer en una relación años puede hacer que los sentimientos varíen un poco. Generalmente el amor frenético va quedando atrás y se consolida una relación más tranquila, pero nunca indiferente. Las parejas crecen y se nutren dándose afecto. Cuando este solo proviene de una de las partes, esa relación esta predestinada a fracasar. ¿Por qué? porque todos los seres humanos necesitamos cariño. La falta de interés o la indiferencia son muy dolorosas. Una pareja debe estar bien compenetrada, sino ¿qué sentido tiene una relación sin amor?

El amor es dar y recibir

En una relación debe existir reciprocidad. Dar y recibir consolida a la pareja. El amor crece cuando se demuestra afecto, atención, cuidado y se recibe lo mismo. Nadie merece tener una pareja que la ignore, porque el amor es de dos, es compartido.

Muchísimas mujeres hoy están viviendo la indiferencia en su relación. Si este es tu caso y sufres por su frialdad, debes entender que no se puede vivir esperando algo que quizás nunca más recibas. ¿Cuántas veces te has esforzado por agradarlo y hacerlo sentir bien, esperando pacientemente que reaccione? Y, ¿cuál ha sido el resultado?

Si la indiferencia es una constante, llegará el momento en el cual la desilusión se apoderará de tu corazón y estoy segura que ese día te querrás más a ti y entenderás que la indiferencia puede más que el amor.

No más indiferencia

Una relación crece con los detalles diarios. Con un abrazo, un beso, una mirada cómplice, con la risa o una caricia, con el buen humor. Con sorpresas inesperadas, por ejemplo, recibir unas flores; son pequeños detalles que cambian la rutina y fortalecen la unión. Se trata de demostrar actitudes y sentimientos que aumentan la felicidad y el afecto. La indiferencia desgasta la relación y la hace infeliz hasta acabarla. Cuando la indiferencia es una constante, esta podría aniquilar hasta el amor más grande. ¿Cuál es la razón para que dos personas estén juntas, si no hay amor?

Si te encuentras en una relación con alguien indiferente, empodera tu vida, fortalécete. Deja de culparte y de tratar de agradarlo, pasando por encima de tus sentimientos. Toma cartas en el asunto. Conversa con tu pareja y hazle saber lo que sientes con su indiferencia. De persistir esta actitud, debes tomar una decisión: continuar viviendo con un hombre cuya indiferencia te hace daño, o alejarte de esa relación, abriendo la posibilidad de que llegue a tu vida alguien que pueda quererte como mereces. Solo puedo decirte que ninguna mujer en el mundo debe resignarse ante la indiferencia.

Una nueva vida donde la indiferencia quede atrás es una gran opción para ti.

Cierro con una frase de Elie Wiesel: ”Lo opuesto al amor no es el odio, es la indiferencia


LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here