Luz natural: trucos para aprovecharla

Las claraboyas son ideales para dar luz natural a los espacios.

Tanto la luz natural como la artificial se dividen en dos tipos básicos según la dirección de donde provienen y su efecto. La luz direccional ofrece un haz potente y bien definido sobre una zona en concreto. En cambio, la luz difusa se esparce más suave y uniformemente en todo el ambiente.

Para obtener el efecto deseado, las lámparas son ese elemento clave que aporta la luz ideal en cada espacio. Sin embargo, no debemos olvidar la importancia crucial que tiene la luz natural en nuestro hogar.

La luz natural aporta a la cocina una sensación de amplitud y buena energía

¿Quieres saber cuáles son sus beneficios y qué puedes hacer para que cobre verdadero protagonismo? Aquí te cuento todo al respecto.

Ventajas de la luz natural para tu hogar

Por si no lo sabías, una buena iluminación es uno de los factores esenciales para que tu hogar emane armonía y bienestar. Estos son sus beneficios:

Ahorro de energía. Esta es una ventaja que puede parecer obvia, pero no deja de ser importante. Cuando priorizas la luz natural, ahorras dinero en tu factura de luz y además contribuyes con el equilibrio ambiental. Es un recurso renovable y gratuito, que puedes regular fácilmente para obtener un efecto diferente en cada espacio.

Sensación de bienestar. Los espacios bien iluminados nos llenan de energía y nos invitan a vivir una vida activa, rebosante de salud y buen humor. En estos ambientes, te será más sencillo realizar cualquier actividad: leer, trabajar, o hasta disfrutar de una sesión de yoga.

Las ventajas de la luz natural en los espacios son innumerables. Comenzando porque los ambientes reciben la energía solar.

Mejora de los espacios. La luz natural es uno de los elementos clave en la arquitectura y el diseño de interiores. Un espacio bien iluminado con ventanas panorámicas, automáticamente mejora su entorno. De hecho, este se ve más amplio, despejado, limpio e invita a pasar tiempo en él.

¿Cómo tener más luz natural en tus ambientes?

Estos son algunos recursos que nos ayudan a iluminar y mantener el confort en el hogar, acompañando cada una de las actividades que queremos realizar:

Claraboyas

Son pequeñas aberturas en el techo que ofrecen luz cenital. Es un tipo de iluminación potente y desde arriba que recae sobre todo el ambiente. Durante el día, las claraboyas dan la sensación de que estuviese la luz encendida. Son ideales para darle luz a espacios pequeños y oscuros.

Conductos de luz

Los tubos solares consisten en conductos estrechos que llevan la luz solar desde el exterior hacia el interior. Son un truco de diseño muy eficaz para aportar mayor iluminación a espacios como el baño o la cocina.

Cortinas traslúcidas

Las cortinas de telas finas en tonos claros permiten el paso de la luz exterior sin renunciar a cierta intimidad. Puedes utilizar una doble barra para colocar otra cortina más oscura y de tejido denso. Así podrás jugar con ambas posibilidades según lo necesites. No olvides complementar con colores claros en las paredes y el mobiliario para resaltar la claridad.

En el caso del baño, es ideal tener una ventana o claraboyas que ayuden a impregnar este espacio de buena energía. La luz natural es la mejor para un lograr un resultado optimo de maquillaje, así como para el afeitado, en el caso de los hombres. Además ella genera una sensación de bienestar simplemente con mirar a través de la ventana las señales que envía la naturaleza.

Aprovecha las ventajas que la luz natural puede brindar al baño.

Anímate a experimentar con las distintas entradas de luz natural en tu hogar. Es un recurso sencillo de utilizar durante todo el día para disfrutar al máximo de cada uno de tus espacios.


Esto es para tí

Eleva tu estilo de vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 + tres =