Tono de Piel: Aprende a Escoger los Mejores Colores de Ropa para Ti

En una consultoría de imagen los pañuelos de colores son los que ayudan a definir tu tono de piel.

Conocer tu tono de piel puede ayudarte a escoger no solo el maquillaje correcto, también te permite escoger los mejores colores en tu ropa para lucir regia. Descubre aquí cómo hacerlo.

Conoce tu tono de piel

Tu tono de piel está determinado por la cantidad de melanina en tu epidermis. Tu piel puede ser (Lenahan, 2018):

  • Clara: reacciona con gran sensibilidad al sol.
  • Media: produce fácilmente un bronceado. Se conoce como piel oliva.
  • Oscura: tiende a experimentar hiperpigmentación ante la luz solar.

Además, tienes un subtono. Este es el color sutil que está debajo de la superficie de tu piel. Incluye (Lenahan, 2018):

  • Fríos: rojos y rosas con ligeros tonos azules.
  • Cálidos: amarillos, durazno o dorados.
  • Neutros: oliva.

Es importante conocer tu tono de piel para saber que colores favorecen tu imagen y te hacen lucir regia.

El subtono no cambia por acción del sol. Sin embargo, la radiación ultravioleta sí te da pistas sobre él. Las personas con subtonos fríos tienden a quemarse, mientras las cálidas o neutrales usualmente se broncean (Cherney, 2019).

Colores de ropa para tu tono de piel

Para pulir tu estilo al máximo, ten claro tu tono de piel junto a tu sub-tono. En realidad, este último es el que determina qué colores te hacen brillar.

Estos son los mejores colores de ropa para cada grupo (Williams, 2017):

Pieles frías

Se ven naturalmente hermosas en azules, violetas y verdes profundos. También con lavanda, azul hielo o rosa claro. No dejes de usar cálidos como rubí, fresa o amarillo pálido. Tus neutros son gris frío y camel.

Tu tono de piel debe hacer un perfecto match con los colores de tu ropa. Es la forma de verte siempre con un brillo especial y de que puedas crear looks que volteen miradas.

Evita colores que te abrumen como el naranja, rojo brillante y amarillos fuertes.

Pieles cálidas

Sus mejores tonos reflejan los de la naturaleza. Así, escoge las versiones cálidas de colores fríos, como verde oliva o violeta orquídea. En cuanto a los cálidos, busca rojo, durazno, coral, naranja, dorado y amarillo. Los neutros más favorecedores incluyen taupe, crema y gris.

Ten en cuenta que los azules pálidos o los tonos joya (amatista, por ejemplo) pueden hacer ver tu piel algo gris.

Pieles neutras

Son afortunadas, ya que la mayoría de colores les quedan bien, aunque brillan más con las versiones suaves o sutiles. Por ejemplo: palo de rosa o verde jade. Los neutros ideales son los blancos matizados, los grises medios y el negro. Cualquier tono muy brillante puede contrastar en exceso con estas pieles.

Además, existen colores universales que le sientan bien a todo tono de piel porque balancean lo cálido y lo frío. Estos son blanco puro, rosa claro, verde azulado y berenjena.

Considera también tu color de cabello para diseñar cada outfit. El cabello oscuro es saturado, así que los tonos de ropa saturados lo complementan bien. Por su parte, el rubio se destaca entre azules oscuros y tonos de la familia tierra. También se ve bien con tonos claros de azul, rosa y durazno. Finalmente, complementa el pelo rojo con colores como azul, verde, chocolate, caramelo y coral (Bright Side, s.f.).

Combinar tu tono de piel con el de tu ropa es un secreto que llevará tu look al siguiente nivel. ¡Atrévete a ponerlo en práctica ahora que sabes cuál te sienta mejor!


Esto es para tí

Eleva tu estilo de vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.