Demencia: 5 consejos para evitarla mientras envejeces

Está comprobado que hacer ejercicio ayuda a combatir la demencia.

Aproximadamente 50 millones de personas en todo el mundo viven con demencia, y se prevé que la cifra alcance la friolera de 152 millones para el año 2050. Sin embargo, esa afirmación sobre una futura demencia, no es algo seguro. La salud neurocognitiva depende en buena medida de las decisiones que tomes hoy.

El ejercicio previene la demencia

El ejercicio es un medio clave de prevenir la demencia. También mantener una dieta saludable podría frenar el riesgo de esta enfermedad. Además, la presión arterial alta podría estar en la raíz de la demencia. Tomar las medidas para reducirla podría ayudar a prevenir su aparición.

Los comportamientos de riesgo que se deben evitar incluyen:

  • Fumar: Los fumadores tienen mayor riesgo de demencia que los no fumadores, incluso en la vejez
  • Consumo excesivo de alcohol: Está relacionado con cambios cerebrales, deterioros cognitivos y demencia.

La demencia está en aumento en todo el mundo. Aproximadamente 50 millones de personas a nivel mundial viven con la enfermedad. Las predicciones de aumento para el año 2050 en la cifra del informe de Lancet, ya citadas, son muy preocupantes.  Con este tipo de predicción podría parecer que tener demencia es una conclusión inevitable para muchos de nosotros.

Demencia: ¿Cuáles son las buenas noticias?

Un futuro diagnóstico de demencia no está escrito en piedra. De hecho, la salud neurocognitiva depende en gran medida de las decisiones que tomes hoy. Esto según los autores de un artículo publicado en BMJ Neurology. Los factores genéticos, médicos y de estilo de vida que envejecen, contribuyen a la eliminación de la enfermedad de Alzheimer y de otras demencias.

Alrededor de un tercio de los casos de demencia son atribuibles a factores de riesgo modificables como son:

  • La inactividad física.
  • El tabaquismo.
  • La hipertensión.

Con el aumento de la prevalencia y la falta de medicamentos neuro protectores, hay un enfoque reservado en las estrategias de prevención de la demencia a lo largo de la vida.

5 formas para prevenir la demencia basadas en la evidencia

1. Actividad física

El ejercicio es un medio clave para prevenir la demencia, según un estudio publicado en BMC Public Health anunciado como el primer ensayo para examinar los efectos de un programa de ejercicio prolongado (48 meses) y rendimientos cognitivos.

Varios estudios han demostrado que la modificación de estilo de vida y la reducción de los factores de riesgo modificables de la enfermedad de Alzheimer, ofrecen una forma prometedora de disminuir el riesgo de demencia. La inactividad física se considera una de éstos 7 principales factores de riesgo potencialmente modificables de demencia y explica aproximadamente el 13% (casi 3,4 millones) de casos de enfermedad de Alzheimer en todo el mundo.

Los autores sugirieron que varios mecanismos potenciales podrían mediar en el vínculo entre el ejercicio y la disminución del riesgo de demencia. Esto incluye la producción del factor neurotrófico derivado del cerebro, una mayor sensibilidad a la insulina, la promoción de la salud cardiovascular y una disminución del estrés y la inflamación.

2. Dieta

Mantener una dieta saludable también podría frenar el riesgo de demencia, según los expertos. Es posible que comer una cierta dieta afecte el mecanismo biológico, como el estrés oxidativo y la inflamación, que subyacen al Alzheimer. Esto según un artículo publicado por los Institutos Nacionales de Aging (NIA). O, tal vez la dieta actúa indirectamente al afectar otros factores de riesgo del Alzheimer, como la diabetes, obesidad y enfermedad del corazón.

Está comprobado que la dieta mediterránea puede ayudar a prevenir la demencia

Una nueva guía de investigación se centra en la relación entre los microbios intestinales, los organismos diminutos en el sistema digestivo y los factores relacionados con el envejecimiento que conducen a la enfermedad de Alzheimer.

Los expertos en el NIA señalan 2 dietas prometedoras para atenuar posiblemente el riesgo de demencia: The Mediterranean Diet y MIND (Mediterranean Dash). La dieta mediterránea incluye frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, pescado y grasas no saturadas, como el aceite de oliva, así como cantidades muy limitadas de carne roja, huevos y dulces. Por otro lado, la dieta MIND incorpora la dieta DASH, que ha demostrado disminuir la presión arterial alta, un factor que juega un papel en la enfermedad de Alzheimer.

Los grupos de alimentos que rigen la dieta MIND incluyen verduras de hojas verdes, otras verduras, bayas, cereales integrales, pescados, aves, frijoles, frutos secos, vino y aceite de oliva.

3. Hipertensión arterial

La presión arterial alta es una enfermedad insidiosa cuyos efectos pueden ser la causa de muchas enfermedades crónicas, incluida la demencia. Entre las personas con niveles hipertensivos de presión arterial el uso de cualquier medicamento antihipertensivo con eficacia para bajar la presión arterial es mas efectivo que otros en reducir el riesgo de demencia.

De acuerdo con un reporte de la Lancet Commission, aquellos de 40 años o mayores deben apostarle a mantener una presión arterial de 130 mm Hg o menos en la edad mediana. Las drogas antihipertensivas son el único agente efectivo para prevenir la demencia.

4. Fumadores

Los fumadores tienen un alto riesgo de contraer la enfermedad con respecto a los no fumadores, así como también una muerte prematura antes de la edad en que ellos puedan desarrollarla. Incluso personas mayores que dejan de fumar pueden reducir el riesgo de padecerla.

5. Consumo excesivo de alcohol

Durante siglos las personas han sabido que beber en exceso está relacionado con cambios cerebrales, deterioro cognitivo y demencia. El inicio de esta enfermedad (en personas de 65 años o menos) está estrechamente relacionado con el consumo de alcohol excesivo. También se relacionó con la atrofia del hipocampo derecho en la resonancia magnética cerebral (MRI).

En particular, el hipocampo derecho juega un papel en la recuperación de la memoria. Afortunadamente, varias intervenciones en el estilo de vida podrían reducir el riesgo de demencia más adelante en la vida.

Ref: Naveed Saleh

Dr Isidoro Bronstein

Medicina Preventiva y Longevidad


Esto es para tí

Eleva tu estilo de vida

4 comentarios en “Demencia: 5 consejos para evitarla mientras envejeces”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diez + 5 =