¿Las creencias religiosas te hacen más saludable?


Hay muchos factores externos que pueden afectar tu salud: lo que comes, la frecuencia con la que haces ejercicios y tu genética influyen en tu bienestar. A la lista, también puedes agregar las creencias religiosas.

Los estudios han demostrado durante mucho tiempo una correlación entre la salud y la religión. Cuando se trata de salud mental, se muestra que las personas que tienen fuertes creencias religiosas, tienen una mejor salud mental general y niveles más altos de felicidad que aquellos que no son religiosos.

La religión también puede influir en tu salud física

Esto lo han demostrado los estudios, incluida la reducción de la presión arterial y de la frecuencia cardíaca. Además del  aumento de la actividad para aliviar el estrés en el lóbulo frontal.

Estas son las formas en que la religión afecta la salud mental y física en todas las etapas de la vida según la investigación.

Creencias religiosas y la salud mental 

Muchos de los estudios sobre religión y salud en su mayoría detallan los beneficios para la salud mental.

El American Journal of Epidemiology encuestó a un grupo de jóvenes. Ese estudio descubrió que aquellos jóvenes que tenían una educación religiosa, reportaban un 18% más de probabilidades de sensación de felicidad como adultos jóvenes, que aquellos que no la tuvieron. También se informó que quienes rezaban o meditaban a diario cuando eran niños, eran un 16% más felices como adultos jóvenes, en comparación con los que no rezaban a diario. Además, quienes rezan o meditan, tienen un 29% más de probabilidades de ofrecerse como voluntarios para el servicio comunitario.

La educación religiosa en la infancia influye en la actividad cerebral

En 2019, Next Avenue, una plataforma digital respaldada por PBS para estadounidenses mayores, informó sobre los efectos neurológicos de la oración en el cerebro. Mientras se sometían a un escáner de cerebro, un rabino y un investigador cantaron una oración judía. El escáner del rabino mostró activación en áreas del cerebro que indican concentración y una sensación de dejarse llevar. El escáner del investigador no lo hizo. Escaneos similares de budistas y monjas durante la meditación y la oración respectivamente, también encontraron una mayor activación en sus lóbulos frontales.

Creencias religiosas: La oración y la meditación ayudan a disminuir el estrés

Next Avenue también informó que la oración y la meditación pueden aumentar los niveles de dopamina, lo que ayuda a disminuir el estrés, el ritmo cardíaco y la presión arterial. También se ha demostrado que la práctica religiosa durante la edad adulta tiene beneficios positivos para la salud mental.

La encuesta del American Journal of Epidemiology informó que las personas que asisten con frecuencia a servicios religiosos tienen un mayor sentido de la vida y niveles de definición, que aquellos que no asisten regularmente a los servicios. Estas personas tienen un sentido de la vida, satisfacción con la vida y autoestima.

Esta felicidad reportada puede atribuirse a múltiples razones

  • La elección de un estilo de vida más saludable
  • El sentido de conexión social,
  • Ser parte de una comunidad religiosa
  • La religión a menudo establece la felicidad y el propósito.

Las creencias religiosas y la salud física

Además, la religión puede afectar la salud física, según el American Journal of Epidemiology. Las personas religiosas tienen mucho menos problemas de salud física que las que no son religiosas. Esto puede atribuirse al hecho de que las personas religiosas son más felices debido a sus creencias, lo que tiene una gran influencia en la salud física.

Por ejemplo, un metaanálisis de la revista iraní de salud pública encontró que la felicidad puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares e hipertensión arterial. Además, puede mejorar la dieta y facilita dormir mejor. La religión también parece conducir a un estilo de vida con menor riesgo de enfermedades de transmisión sexual, consumo de drogas y embarazo precoz, por nombrar algunos.

Las creencias religiosas así como la meditación ayudan a tener bienestar físico y mental

Según el estudio del American Journal of Epidemiology, el mismo estudio encontró que las personas que tuvieron una infancia más religiosa tenían un 33% menos de probabilidades de usar drogas, un 30% menos de probabilidades de tener relaciones sexuales a una edad temprana, y un 40% menos de probabilidades de tener una enfermedad de transmisión sexual que aquellos que no tenían una educación religiosa.

La Mayo Clinic también encontró que más personas religiosas tenían una mayor aversión al consumo de tabaco y alcohol, reduciendo o eliminando los riesgos para la salud relacionados. Un estudio publicado en Preventive Medicine señaló que aquellos que asistían a la iglesia con frecuencia, tienen más probabilidades de hacer ejercicio regularmente. La Mayo Clinic también descubrió que las personas religiosas tienden a participar en un estilo de vida más saludable en general, incluido el mantenimiento de una dieta más saludable que aquellos que no eran religiosos.

Relación entre las creencias religiosas y la salud

Según la investigación la religión puede tener una poderosa influencia en el bienestar de los pacientes y de los trabajadores de la salud. Un estudio del Journal of Religion and Health encontró que las enfermeras que son más religiosas, informaron tener una mejor salud mental y un mayor sentido de realización personal, así como niveles más bajos de agotamiento emocional y despersonalización. Esto puede garantizar que los pacientes reciban la mejor atención posible de enfermeras alertas y atentas. Las enfermeras que luchan contra el agotamiento y la salud mental deficiente, podrían afectar la tasa de respuesta de los pacientes atendidos y tratados. También se considera que la religión tiene un impacto en el tratamiento y la recuperación de los pacientes en un entorno de atención médica.

Un estudio de BMe Psychiatric descubrió que los pacientes y trabajadores de la salud creían que la espiritualidad era importante para la recuperación y el bienestar de los pacientes. En particular, los investigadores determinaron que los pacientes querían una sensación de calma en su recuperación que la religión podía proporcionar.

La oración puede aliviar los dolores

El médico consideraba que la religión ayudaba a los pacientes a sobrellevar los síntomas de su diagnóstico y ayudaban en la recuperación. Esto está respaldado por un estudio de la Mayo Clinic que encontró que entre 159 pacientes hospitalizados que reportaron niveles de dolor de moderado a alto, la oración fue la mejor manera de proporcionar alivio del dolor, solo superado por los analgésicos. La religión puede ser un tema polarizador.

Independientemente de sus sentimientos sobre el tema, la investigación indica que la religión y la espiritualidad tienen implicaciones profundas para los pacientes y el proveedor de atención médica. Esas implicaciones profundas se extienden a la vida más allá de la clínica, lo que permite a las personas vivir más sanas y felices.

La religión y la espiritualidad contribuyen a disminuir los niveles de estrés diario.

Los estudios han demostrado que la religión afecta la salud mental y se informa que las personas religiosas son más felices que las personas sin religión. También se demostró que las personas religiosas tienen una mejor salud física que las personas no religiosas, principalmente debido a las elecciones del estilo de vida. Los trabajadores de la salud religiosos tenían tasas más bajas de agotamiento y una mejor salud mental. La religión puede afectar la recuperación de los pacientes y ayudar a aliviar los síntomas molestos.

Ref: American Journal of Epidemiology/ Mayo Clinic/ Jonathan Ford

Dr Isidoro Bronstein

Medicina Preventiva y Longevidad


Esto es para tí

Eleva tu estilo de vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.