Mitos de la marihuana: ¿Qué dice la ciencia?

Mitos sobre la marihuana. Lo que dice la ciencia al respecto.

Lo que todos conocemos son los estereotipos: los usuarios de marihuana son adictos a la televisión, perezosos o hippies libres, que no están motivados para trabajar, hacer ejercicio, o llevar un estilo de vida saludable. Pero ¿confirma la investigación esas suposiciones? ¿O son mitos?

Las leyes y actitudes sobre este tema están cambiando a un ritmo vertiginoso en los Estados Unidos. La droga tan comúnmente referida como cannabis (marihuana), ha sido legalizada para uso recreativo y medicinal en numerosos estados, con la legalización en más estados en camino.

Marihuana: Hechos a considerar

Según las estadísticas, el número estimado de consumidores de esta droga en los Estados Unidos fue de 40.3 millones de personas en el 2019. Se espera que ese número aumente a 46.6 millones para el año 2025. Una encuesta reciente de Gallup muestra que el 68% de los adultos estadounidenses ahora apoyan su legalización. Las ventas legales de marihuana en los dispensarios se dispararon durante los primeros meses del brote de coronavirus en el año 2020, con informes de un aumento promedio de los ingresos de las tiendas de 52% al 130% en todo el país en ese momento.

Dada la creciente popularidad y aceptación de la marihuana, tal vez es hora de echar un vistazo a algunas de las ideas preconcebidas sobre esta droga. Aquí hay 3 mitos sobre su consumo y lo que dicen las últimas investigaciones sobre su veracidad.

Mito No 1: Fumar marihuana te deja desmotivado

¿Usar esta droga te hace encorvarte? Esta reputación ha sido perpetuada por personajes fumetas (fumadores asiduos de porros) en películas y culturas populares, pero la percepción va más allá. En una revisión publicada en Psychology of Addictive Behaviour: el “síndrome amotivacional” se ha asociado con el consumo intenso de marihuana durante más de 50 años. Esto se debe en gran parte a las interacciones de las drogas con los circuitos motivacionales de la dopamina en el cerebro. Los autores señalan que el sistema de recompensa de neurotransmisor de dopamina se activa con el consumo de marihuana y varias teorías sugieren que esto pueda hacer que los usuarios pierdan interés en actividades distintas a su consumo. Sin embargo, los autores de la revisión encontraron que no hay mucha evidencia para apoyar esto.

¿Qué dicen los estudios?

Analizaron los hallazgos de 22 estudios, centrándose en la pregunta sobre si los consumidores de esta droga están menos motivados que otros, y si existe una relación causal entre el consumo de marihuana y la motivación. Por ejemplo, entre estos 22 estudios, 9 de ellos encontraron que el consumo excesivo del cannabis se asociaba con una disminución de la motivación. Sin embargo, solo 6 de estos estudios controlaron la influencia de las variables de confusión, que no fueron consistentes según los estudios.

Estudios científicos arrojan que fumar marihuana en exceso se asocia con bajos niveles de motivación.

Por ejemplo, no se midió la depresión, a pesar de que tiene un efecto científicamente respaldado sobre la motivación. De hecho, uno de los estudios encontró que después de controlar la depresión, la relación aparente entre el consumo de marihuana y “el aprendizaje de recompensas” no persistió. Finalmente concluyeron que los hallazgos del estudio son mixtos sobre si el síndrome amotivacional es una condición común para los consumidores de esta droga.

Si bien hay alguna evidencia de una relación causal entre la marihuana y la reducción de la motivación, todavía hay demasiadas lagunas en la investigación, incluidas las preguntas sobre si la reducción de la motivación está más relacionada con la adicción que con la marihuana específicamente.

Mito No 2: Los usuarios de la marihuana no hacen ejercicio

La idea de que los consumidores de cannabis pasan todo el tiempo en el sofá y evitan cualquier tipo de actividad física ha persistido durante años. Sin embargo, un nuevo estudio publicado en la revista médica, Medicina Preventiva, puede acabar con este error tan evidente.

La investigación involucró extraer información del National Longitudinal Study of Adolescent to Adult Health. Un estudio que comenzó en 1994 e incluye datos sobre 20.745 estudiantes de secundaria o preparatoria. Este estudio involucró 5 conjuntos de encuestas realizadas a lo largo de la vida de los participantes y el quinto se completó en el año 2018, cuando los participantes tenían entre 34 y 42 años.

Muchos de sus consumidores si hacen ejercicio

Sorprendentemente los investigadores no encontraron asociaciones negativas significativas entre el consumo nocturno, moderado o intenso, de marihuana y los niveles de ejercicio en los últimos 30 días. De hecho, en casos de correlación significativa, la relación apunta a una mayor actividad de ejercicio para los consumidores de marihuana, aunque este hallazgo no indica necesariamente un efecto causal, escribieron los autores.

Estos hallazgos contrastan con gran parte de la literatura existente. Señalaron que generalmente muestra una relación negativa entre el consumo de marihuana y el ejercicio. A medida que más estados legalicen el uso medicinal y recreativo de la marihuana, tal vez su impacto en el ejercicio, uno de los principales determinantes sociales de la salud, no sea necesariamente una preocupación principal.

En otro estudio se encontró una relación entre el consumo de marihuana y el estado del peso. De hecho, se encontró que los consumidores diarios de esta droga tenían 2,7% menos de índice de masa corporal, que los no consumidores. Pero los fumetas son más activos físicamente de lo que imaginamos.

¿Cuáles son los efectos en su vida sexual?

Según algunas investigaciones los consumidores masculinos y femeninos del cannabis tenían más relaciones diarias y mensuales, en comparación con los que nunca consumían.

Mito No 3: Los que fuman marihuana siempre están felices y sin preocupaciones

Puede que tengamos una imagen en nuestra cabeza de un fumador que se ríe, pero según un estudio publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencia dice que esa percepción no es del todo correcta.

El estudio se propuso investigar los impactos del consumo crónico de la marihuana en las emociones de los participantes. Los investigadores observaron un grupo de 48 individuos, la mitad de los cuales eran grandes consumidores de marihuana y la otra mitad era un grupo de control. Les dieron a todos los participantes Ritalín, un fármaco que estimula dopamina extracelular para evaluar la actividad de la dopamina de los participantes.

¿Qué descubrieron?

Si bien la capacidad del receptor de dopamina entre los dos grupos no difería al comienzo del estudio, los consumidores de marihuana escribieron respuestas notablemente atenuadas cuando se les desafió con el Ritalín.

La marihuana sigue siendo causa de distintos estudios científicos.

Encontraron que los fumadores crónicos de esta droga, reportaron puntajes positivos y negativos más bajos de emocionalidad, junto con un mayor estrés e irritabilidad. Estas reacciones son consistentes con la disminución de la reactividad de la dopamina. Los usuarios de marihuana no son tan felices como pensábamos.

Quizás estos hallazgos al menos te hagan pensar dos veces antes de creer en los estereotipos sobre los consumidores de esta droga.

Ref: Alistair Gardiner

Dr Isidoro Bronstein

Medicina Preventiva y Longevidad


Esto es para tí

Eleva tu estilo de vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.