¿Realizar actividades al aire libre beneficia tu salud?


Quizás el beneficio más importante de pasar tiempo y hacer actividades al aire libre es un buen humor, como se ha comprobado científicamente. Los investigadores han descubierto que el contacto con la naturaleza simplemente da felicidad y disminuye la ansiedad, la depresión y la ira. Trágicamente, los pacientes con cánceres más avanzados son más propensos que la población en general a experimentar estos síntomas.

Actividades al aire libre, una forma de regalarte salud

¿Alguna vez has notado cómo te sientes más feliz y renovado después de pasar un tiempo en la naturaleza? Eso no es coincidencia. Los investigadores han demostrado que pasar tiempo al aire libre se asocia con una buena salud y bienestar en general. Hoy en día, el estadounidense promedio pasa el 90% de su vida en interiores. Si bien las comodidades modernas, sin duda han hecho la vida más fácil en muchos sentidos, la vida actual es diferente a cualquier otro momento de la historia.

En el transcurso de los últimos 200 años, los trabajadores han migrado de sus hogares, de sus sitios de trabajo, cambiando campos y granjas por fábricas y oficinas. Por un lado, trabajar en interiores protegen la piel de los dañinos rayos ultravioleta del sol. Por otro lado, los estilos de vida en interiores de hoy en día, pueden ser perjudiciales para la salud física y mental. Ahora es más importante que nunca priorizar el tiempo y las actividades al aire libre; a cambio, con toda seguridad, las personas se sentirán más felices, menos estresados y aún más protegidos contra el cáncer.

¿Cómo mejorar tu salud pasando tiempo y haciendo actividades al aire libre?

1. Más ejercicio

Si bien, estar al aire libre no es garantía de estar activo, pasar tiempo al aire libre, se asoció con más actividad que vivir en el interior. Actividades como pasear por el parque, nadar en la playa, hacer jardinería y andar en bicicleta aumentan el ritmo cardíaco y hacen que el cuerpo se mueva. Los niños en particular son más propensos a hacer ejercicio al aire libre que en el interior. Los estudios han demostrado que los niños estadounidenses pasan más de 6 horas al día con medios electrónicos y que la mayor parte del tiempo la pasan sentados. Cuando están afuera, los niños son doblemente activos.

Hacer ejercicios es una excelente manera de desarrollar músculos y sentirse bien. Pero también es una manera de protegerse contra muchos tipos de cáncer, incluido el cáncer de vejiga, mama, colon, riñón, estómago. El ejercicio regular puede prevenir la obesidad, un factor de riesgo para muchos tipos de cáncer. También puede mejorar la función del sistema inmunológico, controlar las hormonas relacionadas con el crecimiento del cáncer y prevenir los niveles altos de insulina en la sangre.

2. El cuerpo puede sanar más rápido

Investigadores de la Universidad de Pittsburg informaron que los pacientes de cirugía de columna experimentaron menos dolor y estrés y tomaron menos analgésicos durante las recuperaciones si estaban expuestos a la luz natural.

Otro estudio mostró que la vista desde la ventana (árboles en lugar de una pared de ladrillos) afectó a la recuperación del paciente. Un cuerpo bien equipado para curarse a sí mismo es beneficioso en todas las circunstancias, pero los pacientes con cáncer pueden encontrarlo particularmente útil, especialmente si se someten a una cirugía.

3. Presión arterial más baja y menos tensión

Caminar entre los árboles puede disminuir la presión arterial y reducir la hormona Cortisol y Adrenalina relacionadas con el estrés. El estrés es una respuesta incómoda de tratar, pero puede ser peor aún. Los estudios sugieren que las hormonas del estrés pueden despertar las células cancerosas latentes que permanecen en el cuerpo después del tratamiento. Lo que significa que existe un vínculo entre el estrés y la reaparición de cáncer. Además, los pacientes con cáncer tienen más probabilidades de experimentar estrés en relación con su situación actual. La reducción de las hormonas del estrés puede tener un impacto positivo en la calidad de vida de las personas diagnosticadas con cáncer y sus familiares.

4. Absorbe la Vitamina D

Siempre que la piel esté protegida de la exposición prolongada a los dañinos rayos ultravioleta (gracias, al protector solar) el sol puede nutrir el cuerpo con vitamina D.

La Vitamina D ayuda al cuerpo a utilizar el calcio y el fósforo para fortalecer los huesos y los dientes. Las investigaciones sugieren que las mujeres con bajos niveles de Vitamina D tienen un mayor riesgo de cáncer de mama. Se cree que la Vitamina D desempeña un papel en el control del crecimiento normal de las células mamarias y puede detener el crecimiento de las células cancerosas.

5. Estado de ánimo mejorado, haciendo actividades al aire libre

Quizás el beneficio más inmediato de pasar tiempo y hacer actividades al aire libre es un buen humor probado científicamente. Los investigadores han descubierto que la naturaleza simplemente nos hace felices y disminuye la ansiedad, la depresión y la ira. Una mejoría rápida del estado de ánimo puede ser excepcionalmente beneficio para el paciente y sus seres queridos.

Hacer actividades al aire libre mejora tu estado de ánimo y baja considerablemente es estrés.

Sin embargo, es importante recordar que la depresión es una afección grave y debe consultarse con un profesional lo antes posible.

Entonces, ¿qué esperas para viajar? Este es el momento para salir a conocer los lugares más hermosos de tu país. No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.

Dr Isidoro Bronstein

Medicina Preventiva y Longevidad


Esto es para tí

Eleva tu estilo de vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.