Suplementos antioxidantes ¿funcionan?

Estudios médicos sugieren que es mejor llevar una dieta balanceada en lugar de tomar tantos suplementos antioxidantes.

¿Qué tienen en común las vitaminas C y E, el selenio y los carotinoides como el betacaroteno, el licopeno y la luteína? Todos ellos son suplementos antioxidantes. Si bien a menudo se promocionan por sus beneficios para la salud, la investigación revela que estos suplementos antioxidantes pueden ofrecer pocos beneficios, según NHI (Instituto Nacional de Salud en USA). “En la mayoría de los casos los suplementos antioxidantes no redujeron los riesgos de desarrollar estas enfermedades”

Aunque la orientación nutricional oficial de los Estados Unidos promueve el concepto de que, ingiriendo antioxidantes ricos, provenientes de las frutas y los vegetales, los beneficios para la salud en quienes los consumen les ayudan a tener un menor porcentaje de enfermedades severas. No está claro qué papel juegan los antioxidantes en la prevención de enfermedades. Podría ser que otros componentes de frutas y verduras, o covariables, así como otras opciones de estilo de vida, previenen enfermedades.

Una alimentación balanceada evita tener que tomar suplementos antioxidantes.

Echemos un vistazo más de cerca a algunos de los estudios que los NHI citan para respaldar la conclusión de que los suplementos antioxidantes pueden no ser todo lo que se supone que son. Hay que tener en cuenta que, aunque algunos de estos estudios se remontan a varios años, los NHI todavía los valoran y etiquetan como “recientes”.

Además, muchos de estos ensayos clínicos fueron financiados por el NHI para comparar los efectos del suplemento antioxidante frente al placebo, en enfermedades como el cáncer y enfermedades del corazón.

Suplementos antioxidantes: Estudio cardiovascular antioxidante de mujeres

En este ensayo anterior del 2004 los investigadores probaron si la combinación de vitaminas antioxidantes y ácido fólico/vitaminas B6 y B12 reducía el riesgo de futuros eventos cardiovasculares en 8.171 mujeres con enfermedades cardiovasculares preexistentes (ECV o factores de riesgo de ECV). Aunque una conclusión definitiva con respecto a la generalización requería verdades adicionales en poblaciones diversas, hay pocas bases biológicas para suponer que el balance beneficios-riesgo difiere en otras mujeres de alto riesgo. Esta fue la conclusión de los autores.

Estudio de salud del médico II

El multivitamínico es el suplemento dietético que se toma con más frecuencia en los Estados Unidos. En este ensayo aleatorizado 14.641 médicos de 50 años o más tomaron multivitamínicos o placebos, con seguimiento de 1.997 al 2.011.

Los criterios de valoración en este estudio incluyeron infarto del miocardio (IM) no fatal, accidentes cerebrovasculares no fatales y mortalidad por enfermedad cardiovascular. Entre esta población de médicos varones de Estados Unidos, tomar un multivitamínico diario no redujo los eventos cardiovasculares importantes. Tampoco disminuyó el infarto al miocardio y la mortalidad por EVC después de más de una década de tratamiento y seguimiento. Esto lo concluyeron los autores.

Los suplementos antioxidantes, entre otros, los suplementos de vitaminas E y C, no lograron disminuir el riesgo de ataque al corazón, accidente cerebrovascular o muerte debido a una enfermedad cardíaca. Además, la suplementación con vitamina E se relacionó con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular hemorrágico entre otros hallazgos.

Suplementos antioxidantes: Ensayo de selección

Los investigadores del ensayo de prevención del cáncer con selenio y vitamina E (seleccionados) examinaron si estos suplementos pudieran prevenir el cáncer de próstata en comparación con un placebo. El ensayo fue financiado por el Instituto Nacional del Cáncer. En este estudio participaron más de 3.500 hombres de 50 años o mayores, en cientos de sitios clínicos.

Estos suplementos no solo no lograron prevenir el cáncer de próstata. Los datos adicionales muestran que los hombres que tomaron vitamina E solamente tuvieron un aumento relativo del 16% del número de cánceres de próstata, en comparación con los hombres que tomaron placebo, escribieron los autores.

Los suplementos de silenio no disminuyen el riesgo de cáncer

Aunque los investigadores no rechazaron la hipótesis nula, si sugirieron ciertas razones por las que los suplementos de selenio no lograron disminuir el riesgo de cáncer. Incluía la dosificación excesiva y la disminución de la bioactividad.

Se ha demostrado que los suplementos antioxidantes no ayudan a prevenir el cáncer de próstata

Además, el NHI señaló que puede ser que el selenio solo reduzca el riesgo de cáncer de próstata en hombres con deficiencia de selenio y no en la población en general. En realidad, puede ser perjudicial para la salud en determinadas situaciones. Además de los ejemplos mencionados anteriormente, la suplementación con betacaroteno en dosis altas puede aumenta el riesgo del cáncer del pulmón.

En alguna instancia, no todas las investigaciones se traducen desde el banco hasta la cama, y en el caso de los suplementos antioxidantes, a menos que la deficiencia sea un problema, puede ser mejor eliminarlos de una dieta balanceada.

Ref: Naveed Saleh

Dr Isidoro Bronstein

Medicina Preventiva y Longevidad


Esto es para tí

Eleva tu estilo de vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.