Home Mujeres Durmiendo con el Otro

Durmiendo con el Otro

4
Durmiendo con el Otro

La infelicidad está a la vuelta de la esquina para muchos. Cuántas personas duermen con sus esposos o esposas, pensando en alguien más? ¿Cuántos duermen con sus esposos/as, mientras sus corazones le pertenecen a otra persona? Esto es más común de lo que se puede pensar. Todos los seres humanos creemos conocer a las personas y saber de sus vidas. La realidad es que esto no es así; nadie sabe a profundidad qué es lo que se piensa o cuáles son nuestros verdaderos sentimientos.

Cuando tu corazón no le pertenece a la persona con la que vives, sino a alguien más, ese es tu verdadero amor. Ese no es el otro. Ese es tu amor real.

La infelicidad: caras vemos, corazones no sabemos

Este dicho “Caras vemos corazones no sabemos”, es totalmente cierto. Nos habla de que podemos visualizar a las personas por fuera, pero sin embargo, es casi imposible ver la infelicidad que sufren o saber lo que hay dentro de sus pensamientos y sus corazones.

Todo aquello que vive en la mente, vive también en el corazón por lo tanto muchas veces el dueño o dueña de esos pensamientos, no es precisamente la persona con quien duermes. La persona dueña de tus pensamientos es aquella que te llena de ilusión, es esa que de tan solo imaginarla puede devolverte a la vida y hasta sacarte una sonrisa.

En un extracto del libro “Adulterio” de Paulo Coelho, se cita:

”Rogamos para que nuestros verdaderos sentimientos sean opacados y escondidos”. Siendo esto una gran verdad ya que la mayoría de los seres humanos, esconden sus verdaderos sentimientos en lo más profundo de su corazón y de su ser, rogando como lo dice la cita que estos jamás sean descubiertos por otros.

Cuando nadie me ve, me imagino durmiendo con el otro

Quién no recuerda la canción de Alejandro Sanz “Cuando nadie me ve”. En ella se describe la complejidad del pensamiento y de los sentimientos humanos, esos de los que solo cada quien es dueño. Una de sus estrofas dice:

“Cuando nadie me ve puedo ser o no ser

Cuando nadie me ve me parezco a tu piel

Cuando nadie me ve yo pienso en ella también

Cuando nadie me ve puedo ser o no ser

Cuando nadie me ve no me limita la piel”.

Solo espero que de ser tú una de estas personas, algún día las líneas del tiempo te unan a ese ser al que tanto piensas, anhelas y sueñas.

 La infelicidad no es sana. Busca a tu amor y vive cada día como si fuera el último. La vida no espera

Finalizo diciéndote que la vida es una, no la pierdas soñando. Empodera tus sentimientos y actúa cuando lo consideres necesario!


4 COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here