Home Belleza Aceite de Jojoba, Cómo usarlo para Cuidar tu Piel y Cabello

Aceite de Jojoba, Cómo usarlo para Cuidar tu Piel y Cabello

0
Aceite de Jojoba, Cómo usarlo para Cuidar tu Piel y Cabello

Hoy en día incluimos productos de origen natural en nuestra rutina de cuidado personal. Una de las estrellas de esta tendencia es el aceite de jojoba, que puede tratar tanto la piel como el cabello. Aquí te cuento todo sobre su origen, sus beneficios y cómo aprovecharlo.

Lo esencial

El aceite de jojoba se deriva de las semillas del arbusto de jojoba, originario de los desiertos norteamericanos. Se obtiene mediante la extracción en frío, que hace que la sustancia conserve su valor nutricional (Brady, 2019).

Algo que separa al aceite de jojoba de otros productos similares, es que es un éster de cera. Esto significa que tiene una estructura molecular similar a la del sebo que el organismo crea naturalmente con fines de hidratación.

Al aplicarlo a tu piel, añade más sebo en donde es necesario y atenúa la producción en donde no. Si lo usas en tu cabello, estimula el sebo que cubre naturalmente las fibras. Así, las hace lucir suaves y brillantes.

Además, su composición química hace que sea muy estable, por lo que ofrece mayores periodos de uso que otros aceites (Brady, 2019).

Beneficios del aceite de jojoba

De forma general, estos son los principales beneficios de este aceite para tu rutina de belleza (Watson, 2019):

  • Es hidratante. Ayuda a sellar la piel y el cabello con una barrera protectora que conserva la humedad.
  • Es antibacterial. Tiene propiedades que dificultan el crecimiento de determinados microbios y hongos.
  • Es antioxidante. Contiene formas de vitamina E que contribuyen a que la piel y el cabello combatan el estrés oxidativo producto de la polución y otras toxinas.

Usos del aceite de jojoba en el cuidado personal

Es así como este aceite puede ser muy provechoso para tratar la piel y el cabello (White, 2018; Brady, 2019; Watson, 2019):

Usos en la piel

En general, el uso regular de este aceite retarda los signos del envejecimiento con su poder antioxidante. Puede mejorar la apariencia de las arrugas, las líneas de expresión y los niveles de tonificación y elasticidad. También tiene usos específicos según el tipo de piel:

  • Piel seca. Ayuda a humectar y desinflamar. Un par de gotas después de la limpieza diaria hacen el truco.
  • Piel grasa y mixta. Contribuye a regular la producción natural de sebo en la piel. Usa unas pocas gotas a diario después de limpiar tu rostro.
  • Piel irritada. Mejora la barrera de la piel que le permite mantenerse hidratada y sanar. Por eso es beneficiosa para condiciones como irritaciones, eczema y psoriasis. Aplica una gota en las zonas afectadas una vez al día.
  • Piel con acné. Trata esta dolencia gracias a sus atributos antibacteriales y equilibrantes. Aplícalo después de la limpieza diaria usando algodón, siempre antes de tu humectante.

Usos en el cabello

Sus mejores usos incluyen:

  • Cabello saludable o seco. Humecta y estimula el fortalecimiento y crecimiento del cabello. Mezcla un par de gotas con tu dosis diaria de acondicionador o directamente sobre el cabello antes de peinarlo.
  • Cuero cabelludo seco. Trata y previene la caspa y la picazón. Aplica algunas gotas al cuero cabelludo 20 minutos antes de lavarlo.
  • Protección del cabello. Combate el daño derivado del uso de planchas y secadores. También defiende el cabello de radicales libres que conducen al estrés oxidativo de las fibras. Usa un par de gotas en el cabello antes y después de peinarlo.

El aceite de jojoba es un poderoso remedio natural que ayuda al crecimiento y fortalecimiento del cabello, además de hidratarlo y devolverle el brillo y la sedosidad perdida.

Como ves, el aceite de jojoba es un producto versátil y provechoso. Con estos consejos podrás conocer por ti misma sus beneficios y así cuidarte aún mejor. ¡Aplícalos!


LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here