Inicio Decoración Colores Neutros, Aromas Relajantes y más Trucos para Vivir en un Espacio Libre de Estrés

Colores Neutros, Aromas Relajantes y más Trucos para Vivir en un Espacio Libre de Estrés

0
Colores Neutros, Aromas Relajantes y más Trucos para Vivir en un Espacio Libre de Estrés

El ritmo de la vida de hoy puede llegar a ser abrumante. Así nos sentimos la mayoría. Por ello, es importante encontrar momentos en la cotidianidad para desconectarnos de las preocupaciones. Descubre aquí cómo puedes lograr entornos relajantes con elementos sencillos como colores neutros, aromas inspiradores y plantas.

Los colores neutros tranquilizan

Hay investigaciones que indican que los tonos de bajo contraste y saturación tienen un efecto tranquilizador en la mente (Sabrina, s.f.). Por ello, los colores neutros son ideales para crear ambientes que inviten a la relajación.

Esto no significa que tienes que usar un solo color o que tu espacio se vaya a ver aburrido. ¡Hay muchas opciones más allá del beige o el blanco! (Sabrina, s.f.):

  • Taupe
  • Marfil
  • Gris azulado.
  • Lavanda
  • Palo de rosa.
  • Verde claro.
  • Café.

Adicionalmente, recuerda que puedes usar colores neutros en distintas superficies y objetos. Aplícalos a paredes, muebles, alfombras, cortinas, tu creatividad es el límite! Utiliza texturas para darle más personalidad a la habitación. Por ejemplo, considera un tapete tupido o peludo o unos cojines con patrones (Bennett, 2020).

Colores neutros: Prácticas para crear ambientes libres de estrés

Pero, ¿qué más puedes hacer aparte de decorar con una paleta de colores neutros? Estos son algunos consejos extra para que tus entornos sean relajantes y pacíficos (Campbell y DiMarco, 2021. Wong, 2020):

Combate el desorden

La acumulación de objetos produce una sensación de caos. Por ello, puede conducir a sentimientos de inquietud o agitación. El primer paso para tener áreas relajadas y sentirte a gusto es mantenerlas ordenadas.

Aromatiza con velas para relajar

Los olores agradables le dan un toque acogedor instantáneo a cualquier espacio. Además, algunos de ellos tienen incluso propiedades relajantes, al apaciguar las ondas cerebrales o inducir un estado de buen humor. Hay aromas especiales para combatir el estrés: ellos son la lavanda, azahar, el jazmin, la vainilla, ylang-ylang (o flor de cananga)

Una de las formas más efectivas de crear ese ambiente relajante en tu hogar es con la magia que se desprende de las velas. Coloca en tus ambientes las que tengan un olor especial y que además decoren el espacio. Las velas pueden cambiar tu estado de ánimo, te ayudan a sentirte con menos carga de estrés, y te relajan después de un día agotador. Además embellecen tu casa y la humanizan.

Los difusores de aceites esenciales también ayudan a aromatizar, pero nunca van a tener el poder de una vela cuya magia es indiscutible.

Los colores neutros, como los grises, mezclados con blanco crean atmósferas tranquilas y sutiles. Para el living room agrega velas y difusores. Estos accesorios además de aromatizar el espacio le aportan belleza y paz

Convive con plantas

Las plantas tienen el poder de invitarnos al reposo y a la contemplación. Es por ello que muchas personas buscan los parajes naturales para liberarse del estrés. Trae un poco de este atributo a tus ambientes con algunas plantas. Pueden ser en macetas de piso o incluso colgantes. No sólo sirven como decoración, sino que además oxigenan los interiores.

En caso de que tengas jardín, una excelente decisión es tener un pequeño gazebo para leer, tomar un drink en el atardecer o simplemente para descansar. Decóralo con muebles tapizados en tonos claros para crear un bello contraste con la naturaleza. No olvides agregar algunos faroles de piso o una luminaria colgante para ambientarlo.

La naturaleza es el marco perfecto para acompañar muebles de jardín tapizados con colores neutros. Añade algunos cojines decorativos para complementar el espacio

Cuida la iluminación

Una habitación excesivamente iluminada de manera artificial puede resultar demasiado estimulante. Por ello, procura formular un esquema de fuentes de luz que sea amable y acogedor. Explora recursos como luz cálida, lámparas de pie o de mesa y pantallas que atenúen la intensidad de las bombillas.

Así mismo, ten en cuenta que la luz natural es más relajante que la artificial. Poténciala pintando las paredes con colores neutros claros y ubicando estratégicamente superficies reflectoras (como espejos u objetos barnizados) en el espacio. Así multiplicarás la cantidad de luz natural que recibas de ventanas y tragaluces.

Los afanes diarios siempre están presentes. Por ello, es esencial que hagas de la relajación un hábito. Aprovecha estas recomendaciones sencillas para llevar tranquilidad y quietud al lugar más importante: Tu hogar!


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Se parte de nuestra exclusiva
comunidad de subscriptores.
Respetamos tu privacidad