Fibras Naturales: Tips de Decoración para tu Casa

Las fibras naturales son ideales para usarlas en ambientes exteriores.

Las fibras naturales, provenientes de plantas y árboles, son materiales que nos ofrecen excelente resistencia, diseño y durabilidad. Por eso, solían usarse para decorar ambientes exteriores como balcones y patios. Sobre todo en verano y en casas de vacaciones. Pero últimamente han logrado conquistar diferentes rincones del hogar durante todo el año.

Ratán, mimbre, yute, sisal, bambú, lino, mohair, esparto, totora, junco: hay muchas opciones con las que jugar. Estas fibras naturales van bien con distintos estilos decorativos y, en general, brindan sensación de calma y bienestar. Al estar inspiradas en la naturaleza, aportan el buen gusto de lo simple y artesanal.

Quédate y te muestro cómo las puedes incluir en tu hogar esta temporada.

Cómo integrar las fibras naturales en tu decoración

Según Elle (2018), se sugiere integrar las fibras naturales de a poco. Probando primero con elementos pequeños. Veamos algunos tips para usarlas en tu decoración.

Muebles auxiliares

Mesas de centro, butacas y mesas de noche son muebles auxiliares que no solo son útiles, sino que pueden expresar todo un estilo. El mimbre y el ratán son dos fibras naturales ideales para ello, gracias a su resistencia, adaptabilidad y aire exótico. También es una buena idea cubrirlos con pequeñas alfombrillas o manteles confeccionados a mano.

Muebles grandes

Cuando te sientas cómoda con las fibras naturales en pequeños detalles, ve por más. Unos sillones de ratán en el living o incluso en una galería o terraza, son ideales para sentarse a leer, pasar tiempo en familia o recibir invitados.

La terraza merece una decoración especial. Los muebles de fibras naturales con cojines mullidos son una acertada decisión.

Unas sillas de caña de Manila para la cocina o el comedor, te harán estar a la última moda. Si se trata de exteriores, puedes instalar una hamaca de mimbre o ratán con cojines encima, para descansar en tu jardín, galería o balcón.

Pantallas y lámparas

Estas no solo te permiten jugar con la iluminación de los distintos espacios. También pueden aportar mucha calidez y un aire acogedor  según el material del que estén hechas. Una pantalla de lino en el comedor o la habitación, por ejemplo, invita a relajarse y a sentirse a gusto en casa.

¿Te animas a ir más allá? Prueba con una pantalla colgante de mimbre o bambú. Estas suelen usarse en la cocina, un ambiente donde normalmente se necesita mucha luz.

Tapetes y alfombras de fibras naturales

Un tapete o una alfombra de yute pueden ser muy útiles para decorar pequeños rincones y también, delimitar espacios en casa. Por ejemplo, puedes usarlos para separar el rincón del escritorio del resto de la sala de estar. También sirven para crear un ambiente relajado junto a unos sillones y una pequeña mesita, donde puedes leer o ver televisión. Esto te ayuda a separar el área del comedor de la zona del living.

Otra opción es poner un tapete de fibras naturales a la entrada de tu casa. No solo servirá para limpiarse los pies antes de entrar, sino que les dará a todos una bienvenida estilosa.

Cojines y mantas

¿Quieres revivir un poco tus sillas o sillones de siempre? Nada mejor que darles un toque descontracturado gracias a unos cojines y mantas nuevas.

Los cojines y las mantas de fibras naturales aportan calidez y sensación de hogar en cualquier espacio

Por ejemplo, elige una manta de mohair para cubrir tu sillón o diván, o unos almohadones de lino en tonos crudos para las sillas. En otoño e invierno, procura elegir telas más gruesas y con mayor textura para las mantas.

Fibras naturales: cortinas y esteras

Estos artículos resultan indispensables para manejar la temperatura y la luz en tu hogar. Además, ayudan a delimitar espacios y permiten tener cierta intimidad. Más allá de estas funcionalidades, son importantes para darles estilo a tus ambientes.

Las fibras naturales pueden ayudarte en esta tarea. Las esteras de totora o junco, por ejemplo, son perfectas para colocar en cualquier ventana y se ven bien tanto desde el exterior como desde el interior. Por su parte, las cortinas de lino o ratán contribuyen a dar sensación de espacio, claridad y naturalidad. A su vez, te permiten regular la entrada de luz y la visibilidad.

Cestas

Siempre es útil tener una cesta en el baño para colocar la ropa sucia. Pero si es de mimbre, puede aportar un toque de buen gusto a este espacio. También las cestas son ideales para organizar las toallas. Dóblalas todas iguales y de acuerdo al tamaño de ellas pon 2 o 3 cestas en el tope, cerca del lavamanos.

Las cestas de fibras naturales en el baño le aportan elegancia y van con todos los estilos de decoración del baño.

Otra opción es revestir con yute una maceta de forma cilíndrica. Puedes usarla para colocar una linda planta de interior que aporte un aire fresco al comedor o a tu estudio.

Las fibras naturales, definitivamente, han llegado para quedarse. Son un clásico que no pasa de moda, y al que puedes recurrir sin importar el estilo que tenga tu casa ni la época del año. Comienza a aplicarlas paulatinamente en tus ambientes y notarás la diferencia.


Esto es para tí

Eleva tu estilo de vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *